Banner superior IWC2020
Banner superior IWC2020
DINAMARCA EL PAÍS MÁS FELIZ DEL MUNDO GRACIAS A LA IGUALDAD

DINAMARCA EL PAÍS MÁS FELIZ DEL MUNDO GRACIAS A LA IGUALDAD

Life Insurance Challenges

Marta AburtoEsta Semana Santa he tenido la oportunidad de conocer Dinamarca, el país más feliz del mundo según Word Api Report. Con la intención de vivir una experiencia diferente he viajado por medio de Airbnb, para quien no lo conozca es un mercado comunitario vía Internet, dedicado a conectar personas que tienen espacios disponibles con otras que buscan un lugar en el que quedarse. A través de está experiencia de convivencia con una familia Danesa, he comprendido por qué Dinamarca ostenta el precioso título del País más feliz del mundo. Aprovecho esta estancia para preguntar a Mia, mi anfitriona, ¿Cuáles son los valores que más influyen en el bienestar de la población? Me responde.

 1) La sensación de apoyo social que ayuda a promover la igualdad

 2) Nuestra cultura basada en la solidaridad, confianza y transparencia

Apoyo social e igualdad

Destacar algunas cosas que los Daneses hacen muy bien, las familias reciben un total de 52 semanas de licencia por maternidad/paternidad para dividir entre ellos después del nacimiento del bebé con el 100% del sueldo. Pero el apoyo a la natalidad no se detiene ahí, los niños tienen acceso a guardería de bajo costo ya que la educación temprana está asociada con la salud y el bienestar durante toda la vida, esto ayuda a las parejas para que puedan regresar a sus trabajos.

Dinamarca regularmente se ubica dentro de los primeros 10 países en el informe anual del foro Económico Mundial, el cual mide la igualdad de género. Si bien ningún país del mundo ha alcanzado completamente la paridad de género, Dinamarca está muy cerca. Esto es, en gran parte, debido a la fuerte presencia de las mujeres en puestos de liderazgo.

Dinamarca introdujo las cuotas voluntarias de género en la década de 1970, lo que dio como resultado un alto número de representantes políticos femeninos en los últimos años. El liderazgo del gobierno simplemente ejemplifica un mayor equilibrio de género en toda cultura. En Dinamarca el feminismo es un objetivo colectivo, no individual.

Solidaridad, confianza y transparencia

Cuando el gobierno en 2007 anunció una bajada de impuestos, los ciudadanos salieron a la calle, temían que esto mermara los servicios públicos. Mia me hace un comentario:

“Lo que hacemos con nuestro dinero es más importante que cuánto ganamos. Es mejor gastarlo en ayudar a los demás que en artículos de consumo porque refuerza los vínculos sociales decisivos para la felicidad”.

Dinamarca tiene el nivel de corrupción más bajo del mundo y esto hace que los Daneses confíen en sus políticos, la participación en las elecciones es en torno al 88%, de las más altas del mundo.

Presumen de tener los sueldos más altos del mundo, el salario mínimo equivale a 2000€ pero también tienen los impuestos más altos del mundo, básicamente el 50% se lo lleva hacienda . No hay grandes diferencias entre las rentas altas y las bajas, “Esto elimina mucha infelicidad, porque evita el compararnos con los demás”, reflexiona Mia . “Además los daneses, sentimos menos necesidad que otros de escalar en el estatus social. No hay envidias porque no estamos obsesionados por destacar”

¿Y por qué funciona el sistema Danés mejor que otros? Según el Banco Mundial, funciona especialmente bien porque está muy descentralizado: Las decisiones se toman muy cerca del ciudadano. El porcentaje de dinero público que se asigna a los ayuntamientos es uno de los mayores del mundo y, por lo tanto, tiene un gran impacto en la vida cotidiana.

Los Daneses no dan prioridad a los beneficios sociales simplemente para poder recibirlos, sino que hay un verdadero sentido de responsabilidad colectiva y de pertenencia. Este deber cívico, combinado con la seguridad económica y el equilibrio entre la vida laboral y personal tiene como resultado una alta tasa de voluntarios. De acuerdo con una encuesta realizada por el gobierno sobre la responsabilidad del país:

Dinamarca es una sociedad donde los ciudadanos participan y contribuyen para lograr que la sociedad funcione. Más del 40% de todos los daneses hacen trabajo voluntario en alguna ONG, en asociaciones culturales, deportivas, organizaciones sociales, u organizaciones políticas etc.. El valor de este trabajo no remunerado es de 3,5 millones de coronas danesas.

Las bicicletas también dan la felicidad

Las bicicletas representan el 50% de los viajes de sus residentes a la escuela o al trabajo. Esto no sólo mejora los niveles de acondicionamiento físico y reduce las emisiones de carbono, sino que también contribuye a la riqueza de la ciudad y al bienestar.

Según Forbes los investigadores descubrieron que por cada kilómetro recorrido en bicicleta en vez de automóvil, los individuos ahorraban dinero, al no contribuir a la contaminación del aire, evitar accidentes, la congestión de tráfico y el desgaste de infraestructuras.

Es más, con solo 30 minutos de ciclismo diario se suma un promedio de uno a dos años de esperanza de vida.

La vida en Dinamarca es fácil y sin duda un buen país para vivir, aunque como buena latina confieso que el clima, las horas de sol, y el vino a 30€ mínimo la botella sin corcho es algo que me gusta solo para visitar.

Acerca del autor

No puedo empezar el día sin una taza de café. Profesional de marketing, comunicación y diseño. Marketineando en Community of Insurance. A ratos ilustradora.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + trece =