Banner superior IWC2020
Banner superior IWC2020
¡Ahora o nunca!

¡Ahora o nunca!

IñakiCalvo2Escribe: Iñaki Calvo

Con la que está cayendo en el mundo financiero y lo que los sufridos clientes de los bancos estamos viviendo los últimos años desde la crisis de las hipotecas “subprime”, la caída de Lehman Brothers en 2008 y de sus consecuencias colaterales como ha sido la crisis de la burbuja inmobiliaria en España y lo que ésta se ha llevado por delante.

Los ahorradores no levantan cabeza, ya que todos los paradigmas se están viniendo abajo respecto a lo que las entidades bancarias han representado en la confianza de los clientes a lo largo de las últimas décadas, con independencia de los bancos que han desaparecido a consecuencia de crisis anteriores, pero nunca con la fuerza que está alcanzando en estos momentos.

Los mitos se están derrumbando ¿Dónde están muchas de esas  Cajas de Ahorro en las que nuestros padres nos inculcaron la cultura del ahorro abriéndonos libretas desde que nacimos? ¿Dónde está esa sensación de seguridad de nuestros ahorros honestamente constituidos a lo largo de años y años de privarnos de muchas cosas, pensando que iban a aliviarnos económicamente en nuestra vejez? ¿Dónde está el principio de la buena fe y de administración “como un buen padre de familia”, como se decía no hace mucho, que debían haber alumbrado a esos directivos bancarios que han desaparecido por la puerta de atrás, sin honor, pero con el bolsillo lleno?

Si a todo esto le sumamos, lo que nuestros “democráticos” representantes europeos han hecho en Chipre y que están pensando en exportar a otros posibles rescates. Sí me refiero a esos de “la troika”, esos a los que todos conocemos porque han sido cabeza de listas electorales, como todos sabemos. 

No nos queda nada más que entrar en un estado de incertidumbre y frustración por lo poco que podemos esperar de los políticos en que hemos depositado nuestro futuro. Y todo esto aderezado con las “perlas” que algunos columnistas que dicen que entienden de esto, pero que solo aciertan a explicarse cuando los acontecimientos ya han ocurrido, están lanzando últimamente, no cortándose en absoluto en indicarnos que debemos sacar inmediatamente el dinero de los bancos, en decirnos qué cantidad en metálico debemos guardar en casa y qué procedimiento debemos seguir para sacar el dinero a otros países comunitarios que de momento no están en peligro de intervención. Ya hablan de que a España le quedan como mucho dos años para pasar por estas circunstancias.

¿Qué podemos hacer ante este panorama? Aparte de elegir mejor a nuestros representantes y algún remedio casero, poco podemos hacer como sociedad, porque aunque individualmente siempre habrá gente que encuentre soluciones oportunas “ad hoc” ¿Alguien se imagina a los ancianos como a los que les han sacado los ahorros con las preferentes, buscar subterfugios financieros para sacar el dinero al extranjero? Sinceramente, creo que no es posible condenar a una sociedad al pánico generalizado y a plazo cierto, sin que nuestros representantes inventen las salvaguardias necesarias para que esto no suceda.

No obstante, estimo que queda una luz de esperanza, y aquí es donde las Compañías de Seguros deben jugar un papel fundamental en ofrecer a la sociedad la seguridad en los ahorros que necesita. En estos momentos, cuando su gran rival financiero, o sea la banca, está en sus niveles más bajos de confianza, es cuando las Aseguradoras deben actuar con rapidez, trasladando a sus asegurados de manera directa y personalizada, las ventajas que en cuanto a seguridad y solvencia pueden ofrecer de verdad. Pero ofertando productos fáciles y sencillos de entender (me das c y te devuelvo c+i en t período), y no cayendo en el error de ofertar productos estructurados que no entienden ni los clientes, ni muchas veces los que los ofrecen.

Que se muevan con la responsabilidad social que toda gran empresa debe asumir, es lo que esperamos de las Aseguradoras. ¡Es ahora o nunca!

 

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante.Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales.Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Jorge González

    Estimado Iñaki,
    Ahora o Nunca, dices, es muy elogiable tu deseo y visión sobre que decisiones ideales se han de tomar por parte de las Compañías de seguros, para socialmente mejorar y fortalecer el daño causado por la forma de gestionar de bancos… Pero dices que como sociedad nada tenemos o podemos hacer, a la vez que destacas la filosofía perdida de aquellas Cajas de Ahorros…
    También se ha perdido la filosofía de las Mutuas, unas por conversión a SA y otras por operativa, hoy solo valen las cuentas de resultados en cualquier caso…
    Por eso, tus elogiables intenciones me dejan triste; si no confiamos en que la Sociedad en general sea capaz de cambiar sus hábitos y con ello conseguir un retorno de resultados justo desde las sociedades, estas atenderán exclusivamente su misión: obtener la mejor cuenta de resultados posible… y si eso después, con la rsc, ya veremos…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + quince =