Banner superior logo
Banner superior logo
Banner superior logo
Seguros en AUZOLAN

Seguros en AUZOLAN

Escribe: Rafael Velázquez

(N.E. Hoy también publicamos una iniciativa aseguradora que tiene connotaciones importantes de apertura de barreras y solución a problemas aparentemente inasegurables. A veces las personas, desde la antiguedad, se reunen para solventar estas situaciones. Rafael Velazquez ha comparado estas situaciones con el Auzolan de muchas partes de Navarra, de Bizkaia, de Gipuzkoa o de Alava. O como decía Enrique Magdalena en las villas y aldeas gallegas. Esta es la crónica que invitamos a leer y pasar un buen rato)

Tus deseos son órdenes amigo!

Bilbao ha sido el punto de encuentro de una docena de Corredores de Seguros, que animados por un ilusionante proyecto acudieron a la llamada de su precursor.

Él acudió desde Baleares, y el resto lo hicimos de Tenerife, Málaga, Zaragoza, Vigo, Madrid, Valencia, Pamplona o del propio Bilbao. Algún otro nos acompañaba con el corazón por imprevistos de última hora.

La tarde del 4 de Diciembre, dedicamos cinco apasionantes horas a dar forma a los penúltimos flecos de un engranaje que debe ponerse en marcha a comienzos del nuevo año y que parte de una idea muy madurada como eje central, sobre la que girará la ilusión y el trabajo de los corredores, con el apoyo imprescindible de los partners necesarios.

Tras una reparadora cena de hermandad en la que compartir inquietudes y conocernos mejor los convocados a la causa, tocaba descansar ante la segunda parte que nos esperaba al día siguiente.

Fue en el desayuno cuando salió a colación el término AUZOLAN, un término desconocido para un balear como Carlos Lluch, más habituado a tratar con “calvinistas” y otra amalgama de culturas con las que convive día a día, muy asentadas la mayoría de ellas, además de en la gran capacidad de trabajo de sus gentes, en su arraigado sentido responsabilidad social, y un espíritu de responsabilidad ciudadana “mamado” desde la cuna. Algo por otra parte consustancial al proyecto en cuestión…

Por muchas razones no pudo escogerse mejor punto de encuentro que Bilbao para esta reunión de profesionales, pese al enorme esfuerzo realizado por alguno de los asistentes.

Bilbao tiene un puente permanente con la Gran Bretaña, nacido de la Revolución Industrial y del espíritu emprendedor de sus gentes. Ese puente volverá a ponerse de manifiesto entre dos de las ruedas del engranaje del proyecto; dos partes igual de ilusionadas y que además de ser piezas imprescindibles, comparten ese espíritu de responsabilidad social que también conlleva el proyecto. Si además, les sumamos los más de 100 años de historia aseguradora de una de ellas, y los 50 que precisamente este 2012 celebra la otra, el resultado no puede ser más alentador…

Fue un lujo esa Jornada matinal del día 5 en un marco como La Sociedad Bilbaína, donde pudimos conocer esas otras partes del engranaje citadas, perfectamente hilvanadas por la discreción y la profesionalidad personificadas en Sadia Chabi.

Tras la comida, de vuelta a casa uno iba pensando que estas son las cosas que realmente merecen la pena, reanimándole a uno a seguir en la brecha. Proyectos como estos tienen que estar condenados al éxito; cueste lo que cueste.

Además, en Bilbao se encuentra otro buen amigo del grupo como es Carlos Biurrun, con el que compartimos mesa, experiencias e inquietudes, todas ellas adornadas siempre con sus sabios consejos y su sincero apoyo basado en su inagotable filosofía del conocimiento compartido… y social.

Pero estábamos en el desayuno y el AUZOLAN. Al relatarle a Carlos Lluch por encima su significado, ese espíritu de colaboración asentado en la vida de una comunidad rular vasca, enseguida me dijo: Rafa, ahí un artículo! Y es que en efecto, pocas palabras como esta, pueden resumir de forma tan precisa lo que hay detrás de este sueño que nació en su mente hace ya cuatro años.

Profundizando más, uno encuentra cómo el trabajo en AUZOLAN hunde sus raíces en la solidaridad; una solidaridad como norma de conducta ejemplar que hace que se mantenga unida la sociedad. Con la mutua ayuda desinteresada de los miembros que la componen, se producirá esa unión y cooperación precisas para abordar los proyectos que decidan acometer.

Expertos en la materia sabrán profundizar más en ella, pero quedó muy claro que este es el espíritu que guiará esta travesía que ninguno dudamos ha de llevarnos a buen puerto.

Gracias amigos y sigamos construyendo este bonito proyecto que me permito dedicar en lo que a mí me toque desarrollar, a la memoria de mi padre al que recordaba precisamente ese 4 de Diciembre en que hubiera cumplido 85 años, si a los 61 no se lo hubiera llevado una cruel enfermedad…

No me toca a mí dar más detalles de este gran proyecto guiado por un gran timonel.

Y no cabe sino terminar con un rotundo Eskerrik Asko – Gracias amigos!

 

 

 

 

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante.Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales.Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 4 =