Banner superior IWC2020
Banner superior IWC2020
Banner superior IWC2020
El seguro de vida se afianza como alternativa segura de ahorro.

El seguro de vida se afianza como alternativa segura de ahorro.

Hace unos meses decía en este blog que había llegado la hora del seguro de vida (es la hora del seguro de vida).

Los datos a septiembre confirman mis pronósticos y, además, me atrevo a afirmar que no hemos hecho más que empezar, hay un panorama positivo que las Compañías que han apostado por este negocio lo notarán en sus resultados, que por otra parte es recurrente y complementario de automóviles y hogar o, dicho de otra manera, propio de una economía familiar o de particulares.

Lo comentaba en mayo y se confirma en septiembre que los PIAS y PPA, con un marco seguro de rentabilidad y un tratamiento fiscal razonable crecen mucho; los PIAS el 34,89% en pólizas y el 28,57% y los PPA el 82,71% en pólizas y el 21,04% en primas.

Además, cuando la crisis está afectando al crecimiento no vida (-2,90%), las primas de vida crecen el 5,58% y las provisiones 5,12%. Hasta el crecimiento de pólizas es positivo (0,87 % en el interanual y 1,80 % desde enero).

Por todo ello, sigo insistiendo en mi opinión, ¡ es la hora del seguro de vida y conviene que las Compañías dediquen recursos a preparar y formar a su vanguardia de ventas, incluidos los canales de distribución!

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante.Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales.Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. Pingback: Sarkozy elige el seguro para sus ahorros | Blog de Carlos Biurrun

  2. Pingback: El seguro de Vida crecerá en 2009 en torno al 8%. « El blog de Carlos Biurrun

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =