IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
¿Dónde está el Pacto de Toledo?

¿Dónde está el Pacto de Toledo?

IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01

Enrique GonzálezPor Enrique González, Actuario y partner de Community of Insurance

El pasado lunes 26 de noviembre, un año más, se cumplió la tradición con la celebración de la “XXX Jornadas AXA – El Nuevo Lunes” con el título de cabeza. Pese a que el contenido del programa y los intervinientes, tenían los mismos temas y roles de siempre, ya desde las primeras palabras de la presentación del acto por parte del Presidente de la Fundación AXA Jean-Paul Rignault, empezó a sonarme a despedida, despedida con alguna sensación de fracaso.

Sí, me impacto su sinceridad cuando señaló “reconocer la incapacidad de alcanzar un acuerdo global con todas las fuerzas políticas. Después de 30 años todo sigue igual y empeorando. En el año 2040, habrá en España más jubilados que activos y estos activos tendrán que mantener a estos jubilados, que incluso tendrán, en muchos casos, pensiones más altas que los salarios de los activos. ¿Como lo harán?, es algo que no se puede imaginar”.

Todos los expertos coinciden en señalar que los sistemas de pensiones privados podrán ayudar a solucionar el problema de la suficiencia de las públicas, no se va a poder subsistir, solo con las pensiones públicas; será necesario un complemento privado. La sociedad, puede dar soluciones, pero la clase política no es capaz de armonizar y materializar ninguna solución con aceptación general; la visión a 4 años vista, que marcan los calendarios electorales, les impide gestionar a largo plazo los temas que hacen perder votos.

Ciertamente, no todo ha sido fracaso, hay muchas cosas que se han hecho bien en el Pacto de Toledo, pero lo peor ha sido hacer de las pensiones un arma política arrojadiza. Lo mejor, que ha llevado a la sociedad el interés y la preocupación por el tema. Si bien es cierto que muchas de las recomendaciones que salieron del consenso del Pacto de Toledo, no se han implementado por los gobiernos de turno, o se implementaron otras, y no se consiguió sacar el tema de la lucha política; eso no contribuye mucho a la seguridad, ni a la sostenibilidad del sistema.

Reclamó focalizar más el tema de pensiones privadas hacia el segundo pilar, los planes colectivos de empleo obligatorios, que contribuyan a la generación de un sistema privado racional de pensiones complementarias, que permitan pensiones complementarias para que puedan vivir razonablemente los más de 15.000.000 de jubilados que habrá en 2050.

Angel Martínez Aldama, Presidente de Inverco, manifestó que los planes de pensiones no son un fracaso, son muchos los ejemplos de éxito en las economías occidentales. El problema parece que es el modelo español de planes de pensiones en su conjunto. No aclaró si es un error de diseño del modelo o de gestión rentable de la inversión de respaldo. Advirtió que el tiempo se agota y la jubilación de la generación de los años 60 planteará nuevas incertidumbres.

Es curioso, pero en lo que va del actual mes de noviembre, es la segunda vez que he escuchado algo parecido de un actor principal del ecosistema español de Fondos de Pensiones Privados. Han tardado en darse cuenta, desde 1.987 a 2018; en lo que parece que no han caído en la cuenta todavía es en la causa que da origen al fallo. Reinciden en solicitar que la Seguridad Social informe a los ciudadanos de la estimación de la pensión pública que les corresponderá cuando se jubilen, pero obvian señalar la existencia de la misma necesidad en los planes de pensiones privados. Es cuando menos, chocante.

Pilar Gonzalez de Frutos, Presidenta de UNESPA, pidió una reforma del Pacto de Toledo, señaló la necesidad de despolitizar el tema de pensiones, haciéndolo más abierto y dotándolo de más carga técnica que política. También reconoció, en esto todos coincidimos, que el tiempo para reaccionar se termina, “estamos cada vez más cerca del suelo” y el margen de maniobra será menor. No se puede seguir abordando el problema solo con modificaciones paramétricas, como es modificar y alargar los plazos de cotización, la edad de jubilación, el sistema de cálculo de la pensión a percibir y las reducciones por jubilación anticipada. Abogó por la implantación del segundo pilar, obligatorio, pero dando a cada trabajador posibilidad de darse de baja.

Mª Francisca Gómez Jover, Subdidectora General de Previsión Social de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, presentó datos económicos relativos al volumen de los Planes y Fondos de Pensiones, y reconoció aspectos muy trascendentes, tales como  que el 70% de los planes existentes no tienen aportaciones de participes; que de los que sí hacen aportaciones, el 80% son de aportación definida y de ellos, el 6% de sus aportaciones son de menos de 300 €, siendo el patrimonio gestionado de 110.000 millones, con algo más de 9 millones de participes.

En otros sistemas de previsión complementaria, PPA, PPSE, PIAS, SIALP y Dependencia hay solo 50.000 millones de Provisiones Matemáticas. En mi opinión, lo de la Dependencia, sí que es un fracaso total, parece que solo piensan en ella los que tienen un dependiente en la familia y la mayoría de ellos considerasen que es el Estado quien debe de pagar las facturas que la atención y bienestar de los dependientes conlleve a futuro.

En lo que se refiere a la intervención de los políticos, que son o fueron actores en el Pacto de Toledo, la intervención de Jon Zabalia, exdiputado del PNV, fue el que más criterio técnico y económico demostró en su disertación; considerando inasumibles económicamente por imposibles de financiar, las peticiones de pensiones que los diferentes colectivos de jubilados están demandando en las manifestaciones que se están realizando por estos.

La intervención de Isabel López, ex -portavoz del Pacto de Toledo del PSOE, puso de manifiesto que Alemania ya financia el 22% de sus pensiones públicas con impuestos; que Francia hace lo mismo y abogó por actuar de igual modo en España. Manifestó también su opinión en contra de la penalización fiscal que sufre el ahorro en planes de pensiones privados cuando se cobra todo de una vez. No sé si olvidó que los pensionistas de la SS tienen sometida su pensión íntegramente al IRPF, incluso con retención según el importe total anual, sin deducción o desgravación por las cotizaciones realizadas mientras eran activos. ¿Quizá le parece bien dar mejor fiscalidad a los planes de pensiones privados que a las pensiones públicas?

Aina Vidal, representante de Unidos Podemos, situó el origen los problemas de las actuales pensiones públicas en el pasado, culpó a los empresarios de las bajas pensiones de una buena parte de la actual masa de pensionistas por tenerlos en bases mínimas; muchas palabras en clave mitin y ninguna idea de solución constructiva.

Las conclusiones que personalmente saco de la jornada son: 1) El sector asegurador empieza a convencerse que el sistema de planes pensiones privados hay que reformarlo a fondo; ahora falta que los políticos lo crean. 2)El segundo pilar obligatorio, es una solución, pero no con el mismo sistema de planes de pensiones actual. 3)La clave del fracaso de los actuales planes de pensiones es la falta de rentabilidad real y la falta de transparencia del objetivo cuantificado previsto a la jubilación. 4)La gestión de inversión de los Fondos y planes de pensiones debe de seguir criterios más radicales, con prácticas similares a homólogos en USA y en UK. 5)Hay que terminar con los sistemas de incentivos comerciales actuales que se ofrecen a los partícipes, en relación con el traspaso de unos planes de pensiones a otros; eso no es un sistema de crecimiento sano y rentable; a la larga pierden todos, sobre todo el participe.

Con seguridad el próximo año seguiremos más o menos como ahora, pero con un futuro peor para las pensiones públicas y para las complementarias. Como hay que preparar las elecciones Generales de 2020, o celebrar unas anticipadas en 2019, el gobierno cederá a la atentación de seguir revalorizando pensiones al IPC, a la de aumentar las de viudedad y orfandad, reducir la edad de jubilación y lo que es aún peor, hacerla obligatoria; quizá incluso implantar por decreto la pensión básica universal para la gente sin ingresos.

Estas acciones nos llevarían a un futuro más negro para el sistema público de pensiones, tanto más, según cual sea la realidad e intensidad de implantación de las medidas referidas. De ser así, creo que ni aumentando 2 puntos todos los tipo de IVA, y además los del IRPF servirá para su financiación.

¿Dónde está el Pacto de Toledo? ¡PUFFFF quién sabe por dónde y hasta dónde llegará!

Acerca del autor

Actuary, Life & Pensions Consultant. Partner Community of Insurance, compañía líder en comunicación y gestión del conocimiento del sector asegurador. Anteriormente, Director Vida Particulares de AXA del Grupo AXA en España. Anteriormente Director Técnico Administrativo de Vida de UAP Ibérica, S.A.. Subdirector de Groupe Victoire en España, Abeille Previsora Seguros Generales,S.A y Abeille Previsora Vida, S.A.; Asesor Actuarial de Nordstern Fine Art, S.A, Colonia Versicherun AG, Banque Indosuez, Banco Cooperativo y Caja Rural de Soria.Licenciado en Económicas y Actuario de Seguros, por Universidad Complutense de Madrid, Máster en Seguros Industriales por la Escuela de Organización de Madrid.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =