IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
AI y Smart insurance

AI y Smart insurance

El futuro ahora - The future now - everis an NTT DATA

Descubre SMART FUTURE, imaginando la vida un poco más adelante

Wake up, despertamos en un mundo diferente, ¿que ya está aquí?, de la mano de everis NTT DATA. Una serie de videos futuristas… o ¿hay que decir… reales, actuales?

Como mínimo para abrir nuestra imaginación, situarnos y decidir qué hacemos… Los seguros inteligentes respondiendo a las sensaciones de la vida en el hogar, el trabajo, el comercio, el ocio, los viajes, el transporte… 

 

IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01

Por Juan José Terrero, socio de NTT DATA everis

Tecnologías exponenciales y seguro

Desde hace unos años la tecnología y ahora las tecnologías exponenciales están impactando en nuestras vidas de forma constante. El grado de adopción de nuevas soluciones tecnológicas en nuestra vida es vertiginoso y hace que todo cambie, no sólo las formas de trabajar, sino las relaciones, los negocios… Por supuesto, se abre un amplio abanico de oportunidades de creación de nuevos productos y servicios.

Y es ahí, donde el mundo asegurador encuentra un proceso constante de creación, expandiendo por un lado sus productos, para solventar nuevos riesgos que se identifican con la digitalización de la vida, y, por otro lado, en la adquisición de nuevas soluciones (inversión en startups), que permitan la inmersión en los procesos de cambio, trabajando directamente en las nuevas soluciones desde el origen de dicho cambio.

BIG DATA y AI (Inteligencia artificial)

Es cierto que todas las iniciativas Smart poseen una característica fundamental, que es la adquisición de datos e información de forma ingente y el uso de la Inteligencia Artificial como un elemento de análisis, evaluación y recomendación.

Estos datos son fundamentales para crear modelos de riesgo, dado que en general, aventurarse a los famosos triángulos actuariales es inviable por la falta de información de las series temporales. Es ahí donde aparece un nuevo compañero del actuario, las soluciones de Inteligencia Artificial, como un valor adicional de las compañías de Seguros. La aplicación de la IA, a partir de ahora, marcará de forma importante el diferencial de valor de la oferta de cada solución en el mercado.  El uso de estas soluciones hará que los productos aseguradores puedan simular e identificar probabilidades de riesgo de forma más precisa, utilizando patrones de comportamiento para soluciones genéricas, o procesos de un alto número de parámetros para personalizar al máximo una oferta concreta de valor.

“Todas las iniciativas Smart poseen una característica fundamental, que es la adquisición de datos e información de forma ingente y el uso de la Inteligencia Artificial como un elemento de análisis, evaluación y recomendación.”

Este valor de la IA está ya presente en nuestras vidas, hace poco estuve en unas sesiones de disrupción en donde tuve el placer de asistir a una presentación de Iyad Rahwan (Associate Professor of Media Arts & Sciences at the MIT Media Lab), que ha estudiado de forma muy amplia el uso de la IA en el auto y sus derivadas éticas. Todos conocemos ya el dilema que aparece ante una situación, en donde un auto con IA tenga que, bien proteger a los propietarios del coche o a las personas que, por ejemplo, estén cruzando una calle e incluso que esto afecte a un tercero. Bajo este contexto, toda la información de un Smart Auto parece que no se podría implementar… pero, aquí vuelve a aparecer, de nuevo, el punto de vista empresarial:

  • Las empresas de automóviles pueden hacer que su IA haga más seguro su coche y ya en el mercado se ha lanzado algún anuncio de alguna marca Premium en donde se “vende” que su IA será la más inteligente y ante un potencial accidente, salvará a los que se encuentren en el vehículo. Pagarás por un sistema que te salve la vida.
  • A las empresas de seguros, también les interesa saber qué IA será la más potente, pudiendo clasificar el riesgo en función del modelo del coche y de la IA que utilice, con lo que aparecerá otra categorización en las valoraciones que, además deberá ser constantemente actualizada, tanto por los resultados de los siniestros, como de las mejoras del software y hardware.

Los seguros inteligentes no son futuro, son presente.

Pero los seguros digitales que usan tecnologías Smart no son un futuro, los podemos ver en distintos ramos, como ejemplo tenemos, desde hace tiempo,  productos como https://neos.co.uk/, que deben verse fortalecidos cada vez más por planteamientos de actuación, es decir, no solo es la prevención lo que define la gestión de un potencial siniestro, sino el poder actuar sobre él. El Smart IoT no es solo un detector, sino que debe ser capaz de tomar medidas en caso de siniestro, iniciando la comunicación del siniestro de forma inmediata y a su vez lanzando acciones de mitigación. Para ello, deberá actuar coordinadamente con el resto de los dispositivos IoT del hogar. En poco tiempo tendremos un precio asequible para estos actuadores.

“El Smart IoT no es solo un detector, sino que debe ser capaz de tomar medidas en caso de siniestro, iniciando la comunicación del siniestro de forma inmediata y a su vez lanzando acciones de mitigación.”

En el caso del ramo salud lo tenemos cada vez más presente. Ya existen compañías que pueden hacer un diagnóstico a base de preguntas sobre los síntomas (la IA es fundamental en este modelo de Smart Insurance) si esto lo uniéramos a la información que se obtiene desde apps como https://welltory.com/(que identifica el nivel de estrés de una persona, usando simplemente la cámara de su móvil y su dedo) se enriquecería el análisis. Esta información es altamente interesante, tanto para las personas como para las empresas, a la hora de determinar actividades que un individuo puede abordar. Por otro lado, podemos incluir información obtenida de los wereables, cada vez más frecuentes en nuestras vidas, con nuevas capacidades, como el electrocardiograma que último Apple Watch series 4 puede realizarnos.

A modo de conclusión

“Nos encontramos claramente ante la posibilidad de tener servicios y productos conectados y adaptados a las personas y son las empresas del sector asegurador, las que deben ser capaces de proveerlos, dentro de un marco de sensibilidad de la información que gestionan, junto con una ética profesional que deberán aplicar ahora en mayor medida, por ser gestoras de información personal.”

Por último me gustaría indicar que realmente podemos hacer más completo el análisis incluyendo elementos exógenos en la toma de decisión del riesgo, como es la información que nos dan los sistemas tipo Smart cities (volumen de personas por área geográfica, flujos de conducción, frecuencia de accidentes en zonas determinadas,…)

En este momento, nos encontramos claramente ante la posibilidad de tener servicios y productos conectados y adaptados a las personas y son las empresas del sector asegurador, las que deben ser capaces de proveerlos, dentro de un marco de sensibilidad de la información que gestionan, junto con una ética profesional que deberán aplicar ahora en mayor medida, por ser gestoras de información personal.

Acerca del autor

Somos una Empresa de comunicación y gestión del conocimiento asegurador en RED dirigida a las empresas y profesionales iberoamericanos, especializada en Comunicación Corporativa, Gestión del Conocimiento, Consultoría Estratégica y Eventos para la Industria Aseguradora.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 12 =