IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
Mujer y emprendimiento responsable

Mujer y emprendimiento responsable

ForoMIE2

web_yanirebrañaSobre la autora:

Yanire Braña. CEO y fundadora de MET Community.

Licenciada en Derecho por la Universidad de Deusto y MBA con especialización en TICS por el IE Business School. Doctorado por la Universidad Complutense de Madrid y diplomada en innovación y gestión del cambio por la London Business School, Harvard Business School y por la Universidad de Georgetown. Más de quince años de experiencia en el ámbito de las tecnologías, innovación y gestión del cambio en entornos tanto nacionales como internacionales.

Su experiencia laboral está vinculada al sector financiero, el mundo académico y la consultoría. Ha trabajado en entidades financieras como Banco Popular, multilaterales como el BID y el Banco Mundial y en consultoras multinacionales como Accenture o Booz Allen. Desde 1997 colabora como redactora en diferentes medios, publicando de forma periódica artículos en prensa tanto económica como general.

De forma complementaria, Yanire ha impartido cursos ya talleres sobre comunicación, innovación, energías renovables y tecnologías en distintas Universidades y escuelas de negocio tanto en España, Colombia, México, Argentina, Chile, Panamá, Brasil y Estados Unidos.

Desde el 2007 está volcada en apoyar e impulsar la carrera de mujeres emprendedoras de España, Latinoamérica y EEUU a través del mentoring, formación, networking y uso de tecnologías, para lo que fundó una entidad sin ánimo de lucro, MET Community. En la actualidad, la fundación ya cuenta con presencia en 6 países y un equipo de más de 60 personas.

@Yanirebrana / www.yanire.com

https://www.linkedin.com/in/yanire

Las últimas cifras presentadas por estudios de referencia como el GEM o el Informe OIT 2016, nos indican que la brecha de género en las tasas de empleo y de participación en la fuerza de trabajo apenas se ha reducido. A pesar de las múltiples iniciativas y programas existentes para incentivar y mejorar la participación de la mujer en el mercado laboral, la probabilidad de que las mujeres participen en el mismo sigue siendo mucho menor que la de los hombres (casi 27 puntos porcentuales). Las desigualdades de género en el trabajo se traducen en brechas de género en lo que respecta al salario o al acceso a la protección social, en particular las prestaciones de maternidad y de vejez.

El ecosistema empresarial muestra grandes diferencias de género a la hora de emprender un negocio. Algunas de tipo cuantitativo, ya que el número de mujeres que emprenden es muy inferior al número de hombres; y cualitativo, ya que las motivaciones y sectores para emprender son distintos. Este es al caso del sector construcción, financiero o TICS donde la presencia de mujeres empresarias o emprendedoras es mucho menor.

Las brechas de género existentes en algunos sectores como “STEM”, también podrían convertirse en oportunidades de negocio para la mujer o incluso para las empresas que quieran apostar por la mujer como consumidora, cliente, socia o empleada.

Sin embargo, para avanzar, también es necesario que todos (hombres y mujeres) cambiemos algunos estereotipos que existen en la actualidad. Muchos de ellos, son prejuicios o barreras mentales que están impregnados en nuestra cultura y en nuestra sociedad.

La búsqueda de modelos de referencia femeninos contribuye a cambiar estos modelos mentales. Estoy segura que todos conocemos mujeres referentes, valientes y arriesgadas, que han sabido ver oportunidades de negocio en lugares y sectores poco convencionales.

De todas estas mujeres que he conocido con estas cualidades, destacaría:

Uno, que hay que disfrutar del camino. Cualquiera que sea la meta que elijamos, hay que saber disfrutar del camino, porque el que disfruta del proceso, no se rinde. Cuando las cosas no salen como espera, estará abierto a probar un nuevo camino.

Dos, que es mejor emprender en compañía que solo. El apoyo de un mentor/a, la elección de un buen socio o aunar fuerzas con terceros, expertos en aquello que nosotros no dominamos, facilita la consecución de nuestro objetivo.

Estas dos cosas -disfrutar del camino y emprender en compañía- incrementan las posibilidades de éxito de una empresa, sí.

Pero hay algo más. Es lo tercero que he aprendido de todas esas mujeres. Y es que el éxito responsable (con la economía, el medio ambiente y la sociedad) tiene un impacto en el entorno que multiplica su valor.

Los casos de mujeres como las Cholitas bolivianas, nos muestran claramente que se puede emprender proyectos con un impacto muy positivo en el entorno y en nuestras comunidades.

No olvidemos que nuestro planeta se rompe y el emprendedor responsable es el que trata de evitarlo, sabiendo que no estamos solos. El emprendedor responsable es como un árbol…

Los árboles son el elemento fundamental del ecosistema. Los árboles son una cura para muchos problemas ambientales. No sólo son los pulmones del mundo, son el aire acondicionado del mundo. Enfrían los suelos, permiten que la lluvia regrese, pues el aire frío que se eleva, equivale a que las nubes no se vuelen, sino que dejen caer la lluvia. Los bosques también poseen un papel fundamental en el desarrollo de muchas comunidades. En México, cerca de 8 mil comunidades habitan áreas forestales, de las cuales 2.400 aprovechan sus recursos.

… Y el árbol es al ecosistema lo que una emprendedora responsable es a la economía.

Las mujeres, son y deben ser el motor de la economía. Desde el punto de vista de la oferta, la eliminación de las barreras de acceso de la mujer al mercado laboral, tendría un impacto muy positivo en la economía global. El PIB de  Europa podría incrementarse hasta un 13% y la producción global agrícola de los países en desarrollo podría incrementarse entre un 2.5 y 4%.

Desde el punto de vista de la demanda en sectores como la energía, las mujeres son las principales consumidoras, sin embargo, todavía no han sido capaces de tener un rol importante en la producción, implementación y creación de ideas, proyectos y soluciones eficientes que ayuden a preservar el mundo.

Si queremos contribuir a mejorar el mundo y la economía, deberíamos invertir, promover y apoyar un emprendimiento responsable e innovador, especialmente entre las mujeres. El primer paso, ya lo hemos dado.

Acerca del autor

Somos una Empresa de comunicación y gestión del conocimiento asegurador en RED dirigida a las empresas y profesionales iberoamericanos, especializada en Comunicación Corporativa, Gestión del Conocimiento, Consultoría Estratégica y Eventos para la Industria Aseguradora.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =