IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
Etiopía, otro mundo en la desigualdad de género

Etiopía, otro mundo en la desigualdad de género

Jesus JimenezEscribe: Jesús Jiménez González

Recientemente he viajado a Etiopía. Vengo impactado a pesar de que,  durante de la semana de estancia,  la visita se ha centrado en dos de las ciudades con un índice de desarrollo más elevado: la capital, Addis Abeba y la turística La Libela (aunque sigue siendo eminentemente agrícola y ganadera).  Tenemos todavía en la retina (sobre todo los que tenemos más de 45 años) las imágenes de esos niños y niñas  hinchados y llenos de moscas por la desnutrición que, hace algunas décadas, conmovieron al mundo (por cierto, actualmente están padeciendo una enorme sequia que incrementará índices de mortalidad y penalidades en la mayoritaria población agrícola que es casi un 80% de los habitantes). Es un país orgulloso y lleno de contrastes. Creo que es un modelo de lo que está pasando en el África “emergente”. Bastante cooperación internacional (sedes en la capital de ONU, Banco Mundial, Unión Africana,….) y ONGs, pero sigue siendo un mundo muy difícil, en especial para las mujeres.

Etiopía, otro mundo en la desigualdad de género

 

En el mundo occidental “desarrollado” seguimos avanzando en la igualdad entre géneros, donde los conceptos de “techo de cristal” y ahora, el  “techo de cemento” son fuente de debate y lucha……, Etiopía tiene una brecha de género del 64%, en el índice que analiza la división de recursos y oportunidades entre en su participación en política, acceso a la educación, esperanza de vida y acceso a la economía / mundo laboral cualificado.

Sin duda, es un entorno duro y difícil para la mujer (los datos tienen como fuente distintas organizaciones oficiales, con enlace para profundizar en algunos de ellos):

Estas son algunas de las abundantes estadísticas reveladoras de lo que es observable caminando por las calles de este Estado africano no petrolero que el que  más ha crecido en la última década, con ritmos superiores al 10% de su PIB.  Imaginemos, por contraposición, que debe pasar en otros de sus países vecinos “menos desarrollados”.

En este mundo globalizado en que vivimos, estas situaciones no deben ser ajenas. Importante es nuestro mundo de avances hacia la igualdad de género en nuestra sociedad avanzada.  Pero nuestros recursos destinados al desarrollo de África, creo que tienen que tener un factor predominante en el empoderamiento de la mujer en el continente. En caso contrario, y por simple paso del tiempo, será de plena aplicación el refrán de “quien siembra vientos, recoge…..”

 

Acerca del autor

Somos una Empresa de comunicación y gestión del conocimiento asegurador en RED dirigida a las empresas y profesionales iberoamericanos, especializada en Comunicación Corporativa, Gestión del Conocimiento, Consultoría Estratégica y Eventos para la Industria Aseguradora.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =