IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
¿Conoces la HISTORIA del término INTRAEMPRENDEDOR?

¿Conoces la HISTORIA del término INTRAEMPRENDEDOR?

Escribe Oscar Paz.

Intraemprendedor no es la típica palabra que puedes pronunciar en cualquier situación, probablemente si dices que lo eres, lo siguiente que te tocará hacer es explicar en qué consiste realmente.  De hecho ni siquiera la RAE la recoge, así que no te lo tomes a mal, perteneces a una de esas especies exóticas que la gente contempla desde la curiosidad.

 
1978, el año que empezó todo
 
Sin embargo no es una palabra recién nacida, ni siquiera adolescente, más bien, casi “cuarentona” ya que fue en 1978 cuando se escribió (en inglés: “intrapreneur”) por primera vez, concretamente sus autores fueron Gifford y Elizabeth Pinchot (matrimonio de emprendedores), que escribieron sus reflexiones/notas sobre el “emprendimiento intra corporativo” mientras acudían a la Escuela para Emprendedores en Tarry Town en New York.
 
En estas notas lo que se venía a decir es que las grandes Organizaciones estaban empezando a sufrir debido a su excesivo tamaño, y que los managers tomaban decisiones sin tener un conocimiento profundo del problema que intentaban resolver. La respuesta tradicional a esto era la descentralización, pero esto no garantizaba el éxito en estructuras que seguían basadas en jerarquías,  y donde la mayoría únicamente se preocupaba de mantener o subir su estatus. Para poder resolver problemas de verdad, no había que crear más departamentos semi-independientes dirigidos por directivos apegados al “status quo”, sino dar poder de decisión a aquellos que consiguen buenos resultados, y que están dispuestos a asumir un cierto riesgo por seguir consiguiendo buenos resultados, y no tanto preocupados por su status.
 
Esto conllevaba liberar a estos empleados del excesivo control y les daba la oportunidad de trabajar bajo su propia iniciativa. Algo, por cierto que ha formado parte de la historia de los negocios desde hace siglos, y es que, en Europa, por ejemplo, el crecimiento de las ciudades  en la que los mercaderes tenían algo de independencia respecto a los señores feudales, trajo consigo un ambiente de experimentación y con ello el Renacimiento. El resultado de esta invención social (o quizás redescubrimiento) trajo consigo un gran aumento de la riqueza, del conocimiento y un florecimiento de todas aquellas áreas del quehacer humano.

A partir de este momento, 1978, la palabra “Intraemprendedor” (“Intrapreneur”) comienza a aparecer en diferentes publicaciones, hasta que, finalmente, en el año 1992 fue incluida en “The American Heritage Dictionary”. La secuencia fue la siguiente.

Historia del término “INTRAEMPRENDEDOR” (“INTRAPRENEUR”)
Año
Publicación
Enlace a las publicaciones
1978
Gifford y Elizabeth Pinchot, escribieron sus reflexiones/notas sobre el “emprendimiento intra corporativo” mientras acudían a la Escuela para Emprendedores en Tarry Town en New York. En estas notas ya aluden al término “INTRAPRENEUR” → para referirse a la nueva clase de “intra-corporate entrepreneurs”

 

1982
Concretamente el 17 de abril el economista y periodista británico Norman Macrae escribía un artículo en “The Economist” titulado “Intrapreneurial now” en el que reconocía a Gifford Pinchot como el padre del término “INTRAPRENEUR”

 

1985
Gifford Pinchot publica el libro titulado “INTRAPRENEURING: ¿por qué no abandonas tu Empresa y te conviertes en emprendedor?

 

1987
Gifford Pinchot escribe un artículo titulado “Innovación mediante el intraemprendimiento”

 

1992
“The American Heritage Dictionary” añade el término “INTRAPRENEUR” (“intraemprendedor”) a su diccionario.
En concreto la define de la siguiente forma: “Una persona dentro de una gran Empresa que asume una responsabilidad directa para convertir una idea en un producto/servicio final rentable a través de la innovación y asumiendo riesgos de una forma asertiva”

A través de los códigos QR, puedes profundizar, si lo deseas, en las publicaciones a las que me he referido arriba para conocer con más detalle cuáles eran los argumentos en los que se basaban y las conclusiones que se derivaban.

Pero si Gifford Pinchot fue quien creó el término “intraemprendedor” (y sus derivaciones) en 1978, en 1985, el mismísimo, Steve Jobs
en la revista “Time”, ya se refirió a él para calificar al equipo que desarrolló en Macintosh. Jobs separó a 20 ingenieros, del resto de empleados de Apple y bajo su liderazgo operaban de forma totalmente independiente al resto de la Compañía,
de hecho tal era así que competían con la línea de productos oficiales de Apple. Todo esto llevó a que Steve Jobs fuese despedido de su propia compañía. Lo cual ha sido el ERROR más grande que Apple ha cometido en su historia, y que sólo pudo ser subsanado con la vuelta de Jobs, años después, para convertir Apple en lo que hoy es.

Acerca del autor

Ligado al mundo de la Tecnología desde 1980 en el que con 8 años intuyo que tras los botones de la consola Nintendo de la serie Game & Watch se esconde toda una nueva forma de interaccionar con mi entorno, paso mi infancia y adolescencia pegado a un ZX Spectrum, hasta que en la década de los 90 decido cursar la carrera de Informática en la Universidad de Deusto, que complemento con un Master en Ingeniería del Software. En 1995 comienzo mi etapa profesional,en el diseño y desarrollo de páginas web para una incipiente internet, y en 1996 decido formar parte de la aseguradora AXA con el objetivo de impulsar tecnológicamente uno de los primeros Contact Center del sector asegurador en España. A partir de este momento comienzo mi etapa como #INTRAEMPRENDEDOR en la que durante 20 años he liderado y formado parte de más de un centenar de iniciativas innovadoras que, a coste cero, han logrado la mejora de decenas de procesos internos con el consiguiente ahorro económico. Todo esto ha sido posible, gracias a un reducido, pero eficaz y comprometido equipo de entusiastas tecnológicos que me rodea y a la aplicación de técnicas de “intraemprendimiento de guerrilla”. Como buen intraemprendedor he formado parte de multitud de iniciativas externas, para poder incorporarlas a mi Organización. Si hay algo que me apasiona, es la innovación social para mejorar el mundo, lo que me ha llevado a coordinar multitud de iniciativas solidarias.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − dieciocho =