IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
Entrevista a la Doctora Cora Smolianski que abrirá el Congreso panamericano de lucha contra el fraude y lavado de capitales en el seguro.

Entrevista a la Doctora Cora Smolianski que abrirá el Congreso panamericano de lucha contra el fraude y lavado de capitales en el seguro.

Dra. Cora Smolianski. Superintendencia de la Nación Argentina
Dra. Cora Smolianski. Superintendencia de la Nación Argentina

N.E. Los días 16 y 17 de abril tendrá lugar en Bogotá (Colombia) el primer Congreso sobre Fraudes y Delitos en seguros.

El Congreso, organizado por COPADES, convoca a líderes de la industria, tanto del sector público como privado, para analizar, dialogar y compartir las mejores prácticas de la industria en este importante tema. Sin duda alguna las experiencias adquiridas durante las sesiones magistrales y los talleres específicos, contribuirán al fortalecimiento de las prácticas institucionales sobre este importante problema sectorial.

La presencia de los distintos sectores regulados, así como de los organismos de control y supervisión y de aquellos profesionales y organizaciones que prestan servicios de asesoría y auditoria a estas entidades, es realmente importante, por cuanto el mensaje llega claro y conciso a todos los sectores involucrados en la prevención.

Community of Insurance ha sido elegida Media Partner del Congreso.

Comenzamos una serie de entrevistas a varios de los ponentes del Congreso con la realizada a la Doctora Cora Smolianski, abogada y responsable de la Coordinación Antifraude de seguros de la Superintendencia de la Nación Argentina.

COPADES

Entrevista preparada y realizada por Iñaki Calvo, Community of Insurance

COInsur. Según las últimas estadísticas el fraude en seguros ha crecido en Europa un 10% en los últimos 3 años, lo que ha supuesto pérdidas para el sector asegurador de hasta 12.000 millones de euros. Se estima que el fraude alcanza entre el 5% y el 10% de las indemnizaciones. En USA el fraude causa pérdidas de hasta 80.000 millones de dólares. En Brasil se estima que el 20% de los siniestros de automóvil es fraudulento. Parece que está asumido por el público en general que hay un cierto efecto “Robín Hood” entre la población que mira con cierta benevolencia este tipo de fraudes, lo que casi lo convierte en una especie de “juego cultural”. Si a esto le añadimos una crisis económica notable, el problema se enquista ¿Doctora, Piensa que esta situación es reversible, solo con medidas educativas?

CS. El fraude es tan antiguo como las más primigenias formas de aseguramiento, de modo que cuando hablamos de fraude en el sector tenemos que remitirnos a arraigadas conductas desviadas de la norma, pero que –en esencia- aparecen como manifestación de un conflicto social. En este sentido, y con la clara percepción de que una norma por sí misma no alcanza para enervar los comportamientos de fraude, una política antifraude saludable debe incluir un menú de herramientas de entre las que las medidas educativas juegan un rol preponderante. Cuando la Superintendencia de Seguros Argentina se pronunció en orden a que la lucha contra el fraude en el sector es Política de Estado, al instituir la Coordinación Antifraude de Seguros, se propuso como pilar de su campaña contra el fraude modificar el paradigma cultural, propendiendo a que las partes puedan interrelacionarse desde una posición de transparencia, mutuo respeto y buena fe. Por consiguiente, la educación, es acaso no el único, pero sí el instrumento más importante que debe procurarse.

COInsur. Una mayor digitalización en la operativa de los siniestros por parte de las aseguradoras, dejando cada vez menos margen a la intervención humana ¿puede convertirse en una herramienta eficaz en la lucha contra el fraude?

CS. Acorde a mi experiencia, la digitalización en la operativa de los siniestros es absolutamente valiosa. Sin embargo, es harto dificultoso pueda desplazar la intervención humana. Sobre todo teniendo en cuenta que si hay algo que caracteriza el fraude en el sector seguros es la dinámica en cuanto a las modalidades con las que cada vez más, asiduamente, nos sorprendemos.

COInsur. Según estudios sesudos realizados por expertos en la materia nos dicen que cada euro que las aseguradoras invierten en la lucha contra el fraude se recuperan 39,22 euros. Además de formar e instruir a los profesionales intervinientes en los siniestros, para motivar a los empleados de las propias aseguradoras, en España se establecen concursos con premios para los mayores detectores de siniestros fraudulentos. Este tipo de acciones coordinadas por la Patronal sectorial hace aumentar cada año los casos detectados y resueltos ¿Cómo se actúa a este respecto en el sector de seguros en Latinoamérica?

CS. Sería muy audaz e irresponsable de mi parte responder en orden a cuanto ocurre en Latinoamérica. Respecto del mercado asegurador en la República Argentina, cabe observar la singularidad de cada operador, de modo que no es posible generalizar. Pero además, hemos detectado que no todas las entidades tienen el mismo grado de desarrollo en la materia. En Argentina desde hace ya seis (6) años se lanza anualmente el “Concurso Nacional de lucha contra el Fraude en el mercado asegurador”, para premiar los casos que mejor calificación merezcan a tenor de distintos factores preestablecidos, por ejemplo ingenio en la estrategia para la detección y/o neutralización del fraude; la calidad de las pruebas obtenidas y rigor en la investigación; la trascendencia económica o social del caso; la cooperación entre colegas; la denuncia o judicialización del caso, etc. Este concurso es organizado por CESVI ARGENTINA, con el apoyo oficial de la SUPERINTENDENCIA DE SEGUROS DE LA NACIÓN, pero va de suyo que la participación es absolutamente voluntaria y no todas las entidades presentan casos. Quiero significar que hay algunas entidades para las que esta actividad académica que fuera organizada como una competencia es altamente valorada, en tanto otras, hasta el momento, no se han animado a participar. Posiblemente sea una cuestión de tiempo porque constituye un ámbito para compartir experiencias y buenas prácticas, de modo que trascendiendo el legítimo orgullo de los casos premiados, el esfuerzo de todos los participantes tiene un ganador indiscutible: la tutela del sistema y con ello el beneficio de la comunidad en su conjunto.

COInsur. Las aseguradoras, salvo casos fraudulentos de importancia económica notable, no suelen actuar penalmente contra los defraudadores denunciándolos ante la autoridad judicial, posiblemente para evitarse farragosos procesos judiciales en los el beneficio final de la acción no estaría tan claro ¿Establecer por las Administraciones Públicas la obligatoriedad de dar parte a la Fiscalía cada vez que se detecta un fraude por las aseguradoras, aparte de ser una medida eficaz, sería políticamente asumible?

CS. En mi opinión, es importante hacer la denuncia y no puedo ignorar que muchas entidades persiguen sólo el desistimiento y éste no es suficientemente desmotivador de cara a futuros intentos frente a entidades colegas. Sin embargo, por saber que en la República Argentina algunas entidades han sufrido experiencias desalentadoras a la hora de efectivizar las denuncias, debo reconocer que se dan responsabilidades compartidas y acaso corresponda empezar por la autocrítica. Seguramente no he sido suficientemente inspiradora para propiciar que los operadores del sistema judicial acompañen la necesidad de que frente al fraude la pena ejercite el acatamiento a la norma (escuela de la prevención general positiva como justificación de la pena del derecho penal). Pero por otra parte, si bien es ponderable que las autoridades de supervisión de seguros apoyen iniciativas de las entidades, no es posible que sustituyan a los operadores damnificados. En la República Argentina venimos procurando el establecimiento de canales estrechos de comunicación y entendimiento con la Justicia y asimismo con el Ministerio Público Fiscal, pero además, pensamos que el Consejo de Lucha Contra el Fraude (que está en formación, en etapas primigenias), seguramente contribuirá a consolidar una mejor recepción de estas denuncias por parte de los operadores del sistema judicial penal.

 

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante.Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales.Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. José Luis Nassivera Lanza

    Como siempre brillante los conceptos de la Dra. Dra. Cora Smolianski de la Superintendencia de la Nación Argentina. Rescato la necesidad de que las compañías persigan el fraude judicialmente como mecanismos desalentador. Además, para ir cambiando el paradigma cultural en la sociedad, los ciudadanos deben estar informados de la gravedad del problema, sus consecuencias, las cuales en la actualidad al carecer de represalia legal, muchos ven en el fraude a los seguros un negocio rentable que los posiciona como “vivos o astutos” ante sus conocidos ya que en caso de ser detectados, con desistir se le acaba el problema. Hay mucho por lo que trabajar y estas iniciativas son muy importantes.
    Un saludo cordial y nos vemos en el Congreso!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 4 =