IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
2015, Perspectivas, retos y deseos de María Ameijeiras, CEO de NB21

2015, Perspectivas, retos y deseos de María Ameijeiras, CEO de NB21

María Ameijeiras

Ofrecemos un documento con las respuestas, lleno de sentido común, riguroso y lleno de esperanza.

[btn link=”http://www.calameo.com/read/000365932f24125de441d” color=”red” size=”size-m” target=””]Perspectivas del seguro 2015: visualiza y descarga gratis el documento [/btn]

Cuestionario sobre las perspectivas del seguro en 2015

  1. Desde la perspectiva de crecimiento de primas, ¿cómo crees que evolucionará 2015 y cuáles pueden ser los productos tractores?
  2. ¿Cuáles son, a tu juicio, los principales retos a los que se tendrá que enfrentar el sector en el nuevo año?
  3. Todos tenemos algún deseo cuando comienza una nueva etapa, Como profesional de seguros comprometido y en relación al seguro, ¿nos puedes desvelar cuál es tu deseo para 2015?

1) Es difícil aventurarse y hacer predicciones ya que estamos viviendo en un entorno económico muy vulnerable y sensible a infinidad de factores externos. Si realmente la salida de la crisis se consolida como todos los indicadores macroeconómicos indican parece lógico pensar que existirá un crecimiento paulatino generalizado en el entorno empresarial e industrial, sobre todo si de una vez por todas el crédito empieza a fluir. Ello implica crecimiento en :

Multiriesgos industriales, Responsabilidad Civil, Comercio, Transportes incluso, aunque la tendencia de este último año a diferencia del resto de ramos nombrados ha sido negativa. Sin embargo con la recuperación económica y la logística que ecommerce demanda son dos factores que deberían ser motores de crecimiento de dicho ramo.

Por otro lado el crecimiento de las primas entiendo vendrá liderado por el automóvil. La tendencia ya lo indica, por un lado está el aumento del parque automovilístico y por otro lado por la subida de la prima media. Los movimientos de las aseguradoras van en esa línea, obligadas en gran parte por los cambios legislativos y por los resultados de sus cuentas técnicas.

Salud va a ser otro producto que todo indica seguirá tirando del crecimiento como lo ha venido haciendo este último año. Quizás en un inicio crezca más el producto de reembolso cuyo público objetivo es un segmento de la población con mayor capacidad económica y a los que la crisis no le ha afectado tanto, pero en cuanto a crecimiento absoluto y a medida que la situación económica mejore el producto de asistencia sanitaria despuntará aún más de lo que lo ha hecho hasta el momento. El aumento de la prima media y la situación de la sanidad pública propiciarán esta situación.

El ramo de ahorro debería ser también motor de crecimiento en cuanto la gente tenga capacidad para ahorrar por la concienciación que se está haciendo en la población de las dificultades de sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones y la necesidad de ahorrar.

Y espero y deseo que en algún momento crezca con fuerza vida riesgo, pero no el vida riesgo cautivo, sino el convencido como digo yo. Para mi, vida riesgo es quizás uno de los ramos, cuando se contrata voluntariamente que mejor indica el nivel de madurez de la sociedad en cuanto al verdadero valor que aporta el seguro. Estos dos últimos son más un deseo que una creencia a que ocurra a corto plazo, aunque yo siempre digo que nosotros, profesionales del seguro, somos también actores del cambio y los primeros responsables en el fomento de dicho cambio.

2) El sector en general se enfrenta en primer lugar a una necesidad de modernización e innovación importante. Algunos estudios mundiales indican que los consumidores están menos satisfechos con las relaciones que tienen con sus proveedores de seguros en relación a otros sectores. Les gustaría tener una relación más sencilla y más transparente con ellos. Hay avances tecnológicos importantes en los que el sector va a estar, se habla mucho del internet de las cosas, de big data, avances tecnológicos en el campo de la conectividad que son un verdadero desafío para toda la cadena de valor de toda la industria del seguro. En este sentido creo que se debería tener una estrategia bien definida, teniendo en mente siempre el largo plazo ahora bien sin descuidar el corto. En el reto de la digitalización se deben medir mucho las inversiones, el éxito en todo esto es implantar ciertos avances tecnológicos en el momento de maduración óptimo, ni antes ni después y esto a veces no es una decisión sencilla porque además implica verdaderas reformas estructurales. Creo además que todo el sector debería de poner más empeño en la formación de las personas que forman las organizaciones de nada sirve invertir en innovación si la gente no está preparada/concienciada para ello, hay mucho que invertir también en sistemas centrales, en buenas gestiones documentales, en conectividad entre las aseguradoras y los canales de distribución tradicionales.

Por otro lado entiendo como otro reto que las aseguradoras se esfuercen en mejorar la coexistencia de los distintos canales de distribución. Es deseable que todos los canales de distribución puedan convivir con unos códigos éticos y profesionales respetados por todos. Además entiendo que en este caso el papel de las aseguradoras y sus políticas de distribución serán determinantes.

Otro reto importante es equilibrar las cuentas de resultados con los requisitos de solvencia, la implantación del baremo y la demanda del mercado.

3) Pues de alguna manera mis deseos ya los he expresado en las respuestas anteriores. Desearía que nosotros profesionales del seguro fuésemos capaces de transmitir y aportar a la sociedad el verdadero valor que aporta el seguro. Que los clientes compren sus seguros con pleno convencimiento y no por obligación y que la cultura del seguro avance en nuestra sociedad al nivel de las sociedades más maduras y avanzadas en este terreno.

Por otro lado me gustaría que se respirasen aires nuevos en nuestro sector, que nos profesionalicemos más. Que seamos capaces de coexistir los distintos canales de distribución con códigos éticos respetados por todos. Que las aseguradoras sean transparentes y claras con sus políticas de distribución y que los canales de distribución cumplamos también con las reglas establecidas, conocidas y aceptadas por las partes. Que los clientes elijan libremente un seguro, no por imposición sino por convencimiento de que es el que más le conviene y el canal que mejor se adapta a sus circunstancias.

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante.Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales.Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 10 =