IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
Sólo los Socialnetworkers sobrevivirán a la transformación digital

Sólo los Socialnetworkers sobrevivirán a la transformación digital

Sólo los Socialnetworkers sobrevivirán a la transformación digital

Nota del Editor. Damos la bienvenida a un nuevo colaborador del blog, nuestro amigo y colega Virginio Gallardo, socio director de HUMANNOVA gran conocedor de la gestión del talento y de su alineación con la gestión empresarial. A su larga trayectoria en esta materia ha incluido su observación, análisis y aplicación de las nuevas tecnologías y herramientas para el aprovechamiento de las redes sociales en la empresa. Sus artículos, intervenciones en seminarios y asesoramiento son un referente de buen hacer. Su visión convergente con Community of Insurance en la gestión del conocimiento en RED va a propiciar la generación de espacios comunes al servicio de aquellos clientes que desean innovar adentrándose en nuevas formas de comunicar, de ofrecer productos y servicios, de trabajo en red, en una palabra de INNOVAR. En este artículo Virginio comparte con los lectores del blog su visión y percepción de los cambios que se están produciendo aceleradamente en la empresa como consecuencia de las tecnologías digitales sociales. Dice, y lo compartimos, la empresa 2.0 no es una bonita filosofía, ni siquiera una opción, es la única forma de supervivencia empresarial.

Escribe: Virginio Gallardo, socio director de HUMANNOVA

  • La empresa 2.0. no es una “bonita”  filosofía, ni siquiera una opción, es la única forma de supervivencia empresarial.
  • La digitalización supone que tendremos que aprender a convivir con  nuevos conceptos como los entornos personales de aprendizaje, aprendizaje social, equipos de mejora e innovación virtuales,… para poder mejorar nuestras organizaciones e innovar.
  • Internet  crea un nuevo ecosistema que potencia que haya muchas herramientas y enormes recursos en la red, por lo que  muchos procesos de la empresa se realizarán en red a unos costes muy bajos y de forma más eficiente e innovadora, reconvirtiendo el funcionamiento de nuestras organizaciones públicas y privadas. Y el protagonista de este nuevo ecosistema es el socialnetworker que entiende las nuevas reglas y sabe jugar con ellas.
  • La empresa abierta es aquella que es permeable a su entorno, es capaz de interaccionar con sus clientes, proveedores, knoemads -nuevos tipos de empleados-,  agentes sociales e incluso competidores de forma que obtiene beneficios mediante estrategias de colaboración.
  • No dejemos que la revolución 2.0. sea demasiado rápida para nosotros.

Las tecnologías digitales sociales,  las redes internas y externas, están provocando profundos cambios organizativos que se traducen en nuevos modelos de negocio  y grandes oportunidades de mejora y de innovación. Posibilitan nuevos mecanismos de relación y colaboración que están al alcance de cualquier empresa y están cambiando las reglas empresariales de forma tan radical que quedarse al margen de esta tendencia es el más claro síntoma de decadencia y muerte empresarial.

La empresa 2.0. no es una “bonita”  filosofía, ni siquiera una opción, es la única forma de supervivencia empresarial. Pero, a menudo  vivimos grandes cambios sin que parezca que nada cambia a nuestro alrededor. Y aunque la forma que tienen de entender las empresas nuestro trabajo y las reglas de gestión están sufriendo una modificación sin precedentes esto no será  fácil de percibir por sus profesionales ni siquiera para sus directivos.

La digitalización social será la próxima revolución que vivirán nuestras empresas y exigirán nuevos directivos y profesionales socialnetworkers.

Cada sector, cada negocio, vive a su forma este fenómeno, pero de forma poco consciente y silenciosa cambia nuestros roles profesionales y esto entre otras consecuencias produce que cada vez más profesionales devengan poco útiles en los nuevos entornos son: las víctimas de la digitalización.

La revolución interna: conectar y aprender para innovar

Hay cosas del pasado que debemos enterrar en el pasado para siempre, porque bloquean nuevas formas de ver el futuro y esto es especialmente cierto en lo que hace referencia a lo que sabemos de productividad, mejora organizativa, aprendizaje, el rol del talento conectado: las diferentes caras de la innovación digital.

La digitalización supone que tendremos que aprender a convivir con  nuevos conceptos como los entornos personales de aprendizaje, aprendizaje social, equipos de mejora e innovación virtuales,… ,para poder mejorar nuestras organizaciones e innovar.

Tendremos que manejarnos con nuevas estructuras organizativas las Comunidades, que  servirán para conectar el talento con múltiples fines, que nos forzarán a olvidar la organización y el liderazgo que conocíamos.

El proceso de digitalización que supone  pasar de organizaciones jerarquizadas, con funciones delimitadas, con una elevada especialización, con una estructura de supervisores que controlan, planifican y toman las decisiones que otros cumplen, a organizaciones más planas y flexibles basadas en roles complejos que conectan talento en múltiples equipos (comunidades virtuales) para innovar más rápidamente será uno de los procesos más complejos de cambio a los que se puede enfrentar una organización y cualquier directivo.

Pues este proceso requerirá un nuevo directivo el socialnetworker con unos nuevos valores (transparencia, colaboración, conector,..) con expertise en nuevas áreas relacionadas con el aprendizaje social y la innovación en red.

Las ganancias serán muy numerosas, pero el precio que deberemos pagar, en la medida que el cambio de rol sea muy exigente, será la no adaptación de muchos de los colaboradores, mandos y directivos a los nuevos modelos y valores culturales.

La revolución externa: la empresa abierta

Internet  crea un nuevo ecosistema que potencia que haya muchas herramientas y enormes recursos en la red, por lo que  muchos procesos de la empresa se realizarán en red a unos costes muy bajos y de forma más eficiente e innovadora, reconvirtiendo el funcionamiento de nuestras organizaciones públicas y privadas. Y el protagonista de este nuevo ecosistema es el socialnetworker que entiende las nuevas reglas y sabe jugar con ellas.

El socialnetworker utiliza la red social para crear relaciones donde compartir este conocimiento, para hacerlo evolucionar como base fundamental de su trabajo para buscar y encontrar clientes, socios, proveedores, empleabilidad, eficiencia, creatividad, ideas, conocimiento y desarrollo personal basándose en la filosofía de compartir. Pero sobretodo es la principal fuente de innovación de la empresa.

La empresas que  no sean  abiertas dejarán de ser empresas . La empresa abierta es aquella que es permeable a su entorno, es capaz de interaccionar con sus clientes, proveedores, knoemads -nuevos tipos de empleados-,  agentes sociales e incluso competidores de forma que obtiene beneficios mediante estrategias de colaboración.

Las empresas abiertas requieren un nuevo tipo de trabajador del conocimiento que necesita de la red social para optimizar su trabajo y renovar su conocimiento para crear o mejorar bienes o servicios: el socialnetworker.

Los socialnetworkes serán indispensables para muchas empresas, ya que las organizaciones requieren “resultados superiores e innovación” y esto para muchas profesiones requerirá interaccionar en la red. La influencia en la red será parte fundamental del valor en muchas profesiones y un aspecto básico del directivo.

Nuestras  empresas requerirán que sus directivos que no son nativos digitales sean influenciadores sociales no sólo para fenómenos como el employer branding o como potenciador de marca  o de relación comercial, sino cómo una manera de poder entender la evolución de los negocios en su sector y no quedarse atras.

¿Cómo evitar los daños colaterales de la digitalización? 

Las organizaciones aunque no lo percibamos están apostando por culturas organizativas más innovadoras basadas en trabajadores más creativos, proactivos y con una elevada contribución a los resultados y no renunciarán a ello. Y pedirán a sus directivos que avancen de acuerdo con el ritmo que la innovación les exige.

De forma silenciosa
la mayoría de profesiones de cuello blanco y de cuello azul, relacionadas con diferentes sectores, sentirán el impacto de la digitalización sobre su rendimiento  y estas exigencias se habrán multiplicado en unos pocos años y  sentirán cómo la naturaleza de su puesto de trabajo habrá cambiado de forma radical debido a esta digitalización de su entorno.

Nuestro futuro profesional es nuestro. Lo razonable es que todos nos pongamos la obligación profesional de intentar seguir siendo profesionales. No es nada prudente dejar esta responsabilidad en manos de nuestra empresa, de hecho ésta suele ser la forma más absurda de suicidio profesional.

La tan deseada y venerada cuenta de resultados depende de la innovación organizativa  y esta involuntariamente produce daños colaterales en muchos profesionales: incertidumbre, angustia e inadaptación. Estas son las duras reglas sobre las que no puedes actuar, te sugiero que actúes preparándote para lo inesperado, que seas tú, si puedes, más rápido que el cambio.

Vivimos tiempos apasionantes y líquidos, tiempos de cambios de paradigma y nuestro ámbito profesional no está exento de estos cambios. No dejemos que la revolución 2.0. sea demasiado rápida para nosotros. Demos la bienvenida a estos nuevos roles y a estos nuevos trabajadores que están llamados a configurar el futuro: los socialnetworkers en la nueva Era Digital.

 

Imagen vía Freepik

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante.Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales.Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − dos =