IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
Mirones, diferentes miradas de Toledo

Mirones, diferentes miradas de Toledo

cristinaEscribe: Cristina Elices Navarro / 

Responsable comercial Hotel Carlos V & Hotel San Juan de los Reyes– Toledo

comercial@carlosv.com – comercial@hotelsanjuandelosreyes.com

Según el DRAE un mirador es: Corredor, galería, pabellón o terrado para explayar la vista. Balcón cerrado de cristales o persianas y cubierto con un tejadillo. Lugar bien situado para contemplar un paisaje o un acontecimiento.

También se refiere  “al que mira” y a eso nos vamos a dedicar en nuestro recorrido por la ciudad a mirar, a contemplar, a observar, a ver…………..porque nos vamos de Miradores!

Toledo es una de esas ciudades que crean expectativas, y no solo por las miles de imágenes publicadas, los cientos de veces que ha servido de escenario de rodajes o el reconocimiento por parte de la UNESCO como ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 1986, si no porque además aproximándose desde cualquiera de las carreteras de entrada nos encontramos con una imagen de la ciudad que nos hace querer más y tener ganas de adentrarnos cuanto antes……..este creo que se podría considerar nuestro primer mirador.

En esta ocasión vamos a tener un poco de paciencia y antes de adentrarnos en la ciudad, como ya estamos en el coche vamos a aprovechar para llegar a los siguientes miradores que se encuentran en “El Valle”.

El Valle, como es conocida por los toledanos, es una zona rocosa que se encuentra al otro lado de la hoz del Tajo por donde discurre la carretera de circunvalación que nos va ofreciendo vistas espectaculares de la ciudad, aunque hay algunos puntos especiales en los que merece la pena parar.

La Piedra del Rey Moro.

 “Cuenta la leyenda que en las noches de luna llena, al mirar a las piedras desde Toledo se ve el cuerpo del rey moro Abul-Walid subido en la peña observando los parajes, jardines, rincones y torreones por donde paseaba con su amada y bella Sobeyha…”.

No hay toledano que se precie que no tenga una foto de pequeño desde esta Peña con cara de satisfacción como si hubiera escalado hasta la cima del Everest……. (Yo tengo la mía, pero no la voy a enseñar que no viene al caso). Pero la realidad es que el acceso no es difícil, de hecho se podría considerar bastante facilón.

Lo que hace que la vista sea especial, es que la ciudad queda por debajo de nosotros y podamos contemplarla en su totalidad, vemos cómo el río Tajo la bordea con sus aguas, cómo está enclavada en una roca y cómo, curiosamente, el perímetro de la ciudad dibuja la parte baja de las alas y la cola del águila imperial símbolo de la ciudad de Toledo.

Cualquier hora del día es perfecta para ir, pero con el atardecer el paisaje cobra cierta magia…….magia que por otro lado hace difícil las fotos, ya que el sol está de frente y salvo que seas un virtuoso de la cámara las personas saldrán a contraluz…..será el momento de activar la fotografía mental, esa que deja las imágenes en la retina y quedará en nosotros como imborrable.

Foto1
La Peña
Foto 1A
Toledo

Fotos 1- 1A

Ermita de Nª Sra. Del Valle.

“[…] .Aunque pequeña me ves soy muy grande como ermita, pues la reina que me habita tiene Toledo a sus pies […]” Ruiz de Luna.

Justo a la bajada de la piedra del rey moro, nos encontramos con esta pequeña ermita construida en el s. XVII. La dedicación a la Virgen suprimió la anterior, a San Pedro y San Félix.

El día de Nª Sra. Del Valle se celebra el día 1 de Mayo, siendo una fiesta muy popular en Toledo, haciéndose una romería desde cada casa toledana hasta la misma.

Manda además la tradición que las muchachas casaderas suban ese día a tocar la campana, siendo imprescindible conseguir dar tres vueltas para lograr un “buen matrimonio”.

La vista desde el recinto de la ermita es muy similar a la que vemos desde la Piedra, pero está mucho mas cerca y en vista horizontal por lo que se podrán empezar a observar los edificios con mucho mas detalle.

Foto 2
La ermita desde la C/ Carreras de San Sebastián.
Foto 2A
Foto 2A

Fotos 2-2A

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continuamos circunvalando la ciudad……………….

Avenida de la Cava.

Es conveniente dejar el coche aparcado cerca del puente de San Martín, ya que en la Avenida de la Cava es imposible parar, pero podemos llegar caminando apenas 500 metros.

Desde aquí podemos contemplar el Puente de San Martín, los restos de la torre del Baño de la Cava y el monasterio de San Juan de los Reyes.

Muchas zonas de la ciudad están rodeadas de leyendas, y esta no podría ser menos. Sería largo contarlas en este momento, por lo que si estáis interesados bastará con teclear en cualquier buscador: leyenda del puente de San Martín y leyenda del baño de la cava, para saciar vuestra curiosidad.

Aprovechad para pasear por la zona e incluso cruzando el Puente de San Martín, bajad a la zona de la Torre en el margen del río, merece la pena.

Foto 3
Foto 3
Foto 3A
Foto 3A

Fotos 3- 3A

Con esta tercera parada terminamos nuestro recorrido por fuera de la ciudad. Si no venís con coche no sufráis ya que este recorrido se puede hacer de distintas formas:

– Tren turístico. Sale desde la plaza de Zocodover cada media hora. El inconveniente que tiene es que solo hace una parada a los pies de la piedra del rey moro y es un tiempo determinado, por lo que no podrás pasear a tu antojo.

– Autobús turístico. Es un autobús de dos pisos con el último descubierto. Tiene varias ventajas frente al tren: Tiene parada en la misma estación del Ave, por lo que si llegas en tren se convierte en una buenísima opción para empezar a empaparse de la ciudad. Es alto, por lo que no habrá nada que te tape la vista. Hace varias paradas a lo largo del recorrido, lo que te permitirá bajar, pasear y coger el siguiente para continuar.

– A pie. Esta es la mejor de todas, aunque la mas cansada también. Los toledanos lo llamamos “dar la vuelta al valle” y es el recorrido más popular para preparar la operación bikini. Son alrededor de 6 Km. y con cámara en mano te llevarás unas fotos magnificas.

¡¡Ahora decide tú!!!

Dentro de la ciudad, como fuera, encontrarás un sinfín de lugares en los que hacer de mirón, aunque en esta ocasión haremos parada en:

La Biblioteca de Castilla de La Mancha

Está situada en una de las alas del Alcázar muy cerca de la plaza de Zocodover, considerada como plaza principal de la ciudad.

Hace unos años no estaba permitida la entrada para curiosear; de hecho uno tenía que decir que iba a la biblioteca para
poder acceder a las panorámicas que ofrece. Ahora los tiempos han cambiado y como las vistas son desde la cafetería, han pensado que mejor que suba la gente y que ya de paso se tomen un cafetito contemplando el panorama.

Es el sitio más alto de la ciudad, por lo que la vista es grandiosa, haciendo mención especial a la  de la parte trasera de la catedral: La girola con sus arbotantes góticos.

Foto 4
Foto 4
Foto 4A
Foto 4A

Fotos 4- 4A

Callejón del Vino de Esquivias.

Está muy cerquita del Alcázar y la foto habla por si misma.

Foto 5
Foto 5

Foto 5

Mirador de la Azor.

Tal vez sea uno de los miradores mas desconocidos de la ciudad; de hecho, yo no lo conocía hasta hace apenas unos meses, ya que está situado en una zona de poco paso entre callejones. Desde aquí la vista es hacía fuera, pudiendo contemplar parte de las murallas que rodean la ciudad, el barrio del Arrabal con sus laberínticas calles, la parte alta de la Puerta del sol, de estilo mudéjar y construida para dar acceso a la ciudad amurallada y al fondo el Museo Tavera, de marcado estilo renacentista, uno de los espacios Greco durante este 2014.

Foto 6
Foto 6

Foto 6

Los Patios toledanos

No se podrían considerar miradores propiamente dichos, pero si en tu recorrido por la ciudad tienes la fortuna de encontrarte con uno abierto, no lo dudes, entra…………..y MIRA.

Foto 7
Foto 7

Foto 7

Iglesia de San Ildefonso o de los Jesuitas

La iglesia de San Ildefonso, consagrada al patrón de la ciudad, es una iglesia de estilo barroco que está enclavada en uno de los puntos más altos del casco histórico, lo que permite una magnífica panorámica de Toledo desde sus torres.

También conocida como Iglesia de los Jesuitas, comenzó su construcción en 1629 sobre unos terrenos adquiridos por los jesuitas de Toledo, y se prolongó durante más de 100 años.

Nada más entrar nos sorprende su nave principal con forma de planta de cruz latina, de grandes dimensiones y de color blanco.

Al fondo de la iglesia, a la izquierda, se encuentra la puerta de acceso a la subida a las torres.

En nuestro ascenso nos encontramos con una primera parada desde la que podremos contemplar la grandiosidad de la iglesia (Foto 8) para luego continuar subiendo por unas estrechas escaleras de metal hasta las torres.

Foto 8
Foto 8

La vista desde aquí es chulísima, dominada en primer plato por la catedral, apreciándose perfectamente la planta de cruz latina y la composición de su fachada principal con la torre campanario y por el Alcázar.

Desde aquí podemos contemplar también las cientos de iglesias, torres y campanarios que hay en la ciudad.

Foto 8A
Foto 8A
Foto 8B
Foto 8B

Fotos 8A – 8B

Cerro de la Virgen de Gracia

Adentrándonos en el barrio de la Judería, subiendo por la cuesta de calandrajas o callejeando desde la calle Santo Tomé, llegaremos a este jardín que nos ofrece una excelente visión del Monasterio de San Juan de los Reyes, construido por los Reyes Católicos como panteón real.

Llaman la atención las cadenas colgadas en los muros exteriores de la iglesia. Corresponden a los cautivos liberados en la larga campaña de Granada y se colgaron en 1494, como ex-voto y símbolo del triunfo de la fe cristiana.

Tras la conquista de Granada, cambiaron de opinión y, finalmente, fueron enterrados en la Catedral nueva de esa ciudad.

Desde este mirador podemos contemplar, también, lo que se conoce en Toledo como la zona de los Cigarrales.

Un cigarral es la típica casa de campo toledana y para que sea considerada cigarral tiene que tener un mínimo de 7.000 m2 de terreno y vistas a la ciudad de Toledo.

Foto 9
Foto 9
Foto 9A
Foto 9A

Foto 9- 9A

Bajando por la cuesta Bisbis, y a través del Arco del Ángel, llegamos a la C/ Reyes Católicos, donde se encuentra nuestra siguiente parada.

Museo Victorio Macho

Sobre el río Tajo se encuentra un escarpado promontorio llamado “Roca Tarpeya”. Fue este lugar el elegido por el escultor Victorio Macho para edificar su casa y su taller en 1953.

Hoy acoge la sede de la Real Fundación de Toledo cuya finalidad es contribuir a la conservación y revitalización de la ciudad histórica.

El río Tajo a su paso por el Puente de San Martín domina la vista desde este museo.

Foto 10
Foto 10

Ya que estás aquí aprovecha para visitar la obra del escultor que da nombre al museo, recorrer con calma sus jardines y ver el video explicativo de la ciudad, que aunque un poco antiguo, merece la pena para tener una visión general de Toledo. Foto 10

Y poco a poco vamos llegando a nuestra última parada…………..no porque no haya mas miradores que recorrer, que hay cientos………..

La Catedral de Santa María y su torre campanario.

La más mirada desde casi cualquier punto de la ciudad y a su vez un excelente mirador desde que hace apenas 2 años se abriera el acceso a la torre, de 9 metros de altura y a la campana gorda, como es conocida la que habita esta torre.

Por supuesto, cuando vienes a la ciudad, es obligado visitar esta catedral gótica, una de las mas majestuosas de toda España, perderse por sus 5 naves, contemplar todas las obras de arte de la sacristía, admirar el tallado de la sillería, dejarse deslumbrar por su retablo del altar mayor y el transparente y cómo no descubrir su tesoro, la Custodia de Arce, pero en esta ocasión vamos a centrarnos solo en la torre campanario.

La subida no es difícil, aunque en algunos tramos no es apta para personas con vértigo y a lo largo del recorrido nos encontraremos con distintos lugares en los que parar a apreciar la grandiosidad del edificio y contemplar las vistas que se abren ante nuestros ojos.

Tras casi 200 peldaños, llegamos
a la zona más alta donde se puede contemplar el conjunto de 8 campanas y la Campana Gorda.

Dicen que el 30 de Septiembre de 1755, tras los 7 días que se necesitaron para arrastrar la gran campana de 18 toneladas de bronce desde el nº 5 de la Cuesta San Justo, donde la había fundido el maestro Gargollo, se subió y se colocó. Los que la oyeron sonar, afirmaron que se oía en kilómetros a la redonda, y que más de un cristal de casas próximas a la Catedral fue roto por la vibración causada.

Dos meses después la campana se quebró cuando anunciaba la fiesta Patronal de Santa Leocadia.

Mereció la pena subir, ¿verdad?…………. ¡pues disfruta de las vistas!!

Foto 11
Foto 11
Foto 11A
Foto 11A
Foto 11B
Foto 11B
Foto 11C
Foto 11C
Foto 11D
Foto 11D

Fotos 11 – 11A – 11B – 11C – 11D

Como estoy segura de que este largo paseo os ha dejado exhaustos, terminaremos el recorrido en una terraza, donde poder reponer fuerzas con una cervecita, un vinito y, si se tercia, degustar alguno de los platos de la cocina tradicional, aunque con tintes creativos,  de la mano de Víctor Sánchez- Beato.

La Azotea

Esta terraza está ubicada en el último piso del Hotel Carlos V y está abierta desde el mes de Marzo hasta el mes de Octubre, adaptando el horario y su apertura/cierre a los caprichos del tiempo. Aunque si es verdad que todo el año está abierta para contemplar las vistas.

Si te metes en su página Web: www.carlosv.com en el apartado de terraza, tienen una foto panorámica de 360º que te ayudará a imaginarte lo que se ve desde ella.

Desde hace un par de años es gestionada por el restaurador toledano Víctor Sánchez- Beato, propietario del restaurante Locum, muy próximo al hotel.

El atardecer es la hora bruja por excelencia, el momento en que el sol se va escondiendo, y va dejando una estela de nubes rojizas mientras se oculta. A mi me gusta mirar, especialmente, cómo se van encendiendo las luces, de las casas, de las calles y de los monumentos si es fin de semana.

Foto 12
Foto 12
Foto 12A
Foto 12A
Foto 12B
Foto 12B

Fotos 12 – 12A – 12B

Y aquí nos despedimos………………espero que hayas disfrutado de la faceta de mirones por unas horas en nuestro pequeño recorrido por la ciudad…………..y recuerda que en la ciudad de Toledo, en cualquier momento, te puedes encontrar con una vista singular, por lo que cuando te marches no olvides mirar por tus retrovisores………….te gustará!!!

Foto 13
Foto 13

Foto 13

 

 

 

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante.Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales.Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 10 =