IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
Descubriendo la totora incaica.

Descubriendo la totora incaica.

Carta de Javier López

Descárgala, junto con las fotos, haciendo click aquí.

También del mismo tema: Muros, construcciones milenarias desde Creta a Rapa Nui, pasando por Perú

be1

Querido amigo: En mi último artículo de esta rica relación epistolar que mantenemos, te comentaba sobre los muros incas y su aparición en la Isla de Pascua y te dije que no era el único rasgo coincidente. Hay otro que también ha suscitado un gran flujo de interés. Me estoy refiriendo a los barcos de juncos. A la “totora” incaica. La totora es un junco, el Schoenoplectus californianus o Serpus totora, una planta con tallos de hasta tres metros que crece de manera profusa en lagos y orillas de ríos.

El lugar donde hoy en día se utiliza con más asiduidad es en el lago Titicaca, donde existe toda una tradición en torno a los “caballitos de totora” que los nativos usan para desplazarse por el lago.

be3

be2Los nativos, los Uros, llegan a construir de totora las islas flotantes en las que viven.

Todas las excursiones del Titicaca se acercan a alguna de estas islitas vegetales, de unos tres metros de espesor en las que viven unas seis familias con total independencia, que suscitan el interés de los turistas admirados ante esta ancestral forma de vida.

be4

 

be5Los nativos dominan la totora y la utilizan para la isla, para los techos, para los barquitos, para comer su carnoso tronco blanco incluso para confeccionar recuerdos.

be6

be7Esa dependencia pone de manifiesto una interacción muy dilatada en el tiempo.

Los actuales pobladores del Titicaca vienen manejando la totora desde épocas inmemoriales. La cortan, la dejan secar y la apilan en grandes haces.

be8

be9Luego con estas enormes gavillas, bien apretadas, construyen sus barcos ya que el junco seco flota muy bien y tarda mucho en absorber agua.

be10

be11Mi admirado Thor Heyerdahl revolucionó al mundo científico cuando insinuó que esta habilidad de los pueblos sudamericanos para el manejo de la totora no era innata sino aprendida de otros pueblos que ya la habían practicado en un pasado muy lejano.

be12

be13Se refería a los Egipcios, que dominaron esta técnica y cuya evidencia se refleja en numerosísimos dibujos de barcos de papiro que aparecen en el museo de El Cairo. No cabe ninguna duda de que en el antiguo Egipto se utilizaron barcos de este material y todavía hoy lo hacen en el Chad.

El papiro es el primo mayor de la totora, el Ciperus papyrus, también de tallo triangular y más alto que esta. Se desarrolla a la orilla del Nilo y los lagos africanos y fue muy utilizado antes de la aparición del papel.

be14

be15Heyerdahl nunca habló por hablar, que es muy fácil, ya lo vemos, amigo Carlos, todos los días. Para probar su teoría hizo algo espectacular. Fabricó un barco de papiro según los modelos del museo cairota y se lanzó a cruzar el Atlántico. Casi nada. La primera expedición fracasó y el barco sebe16 descompuso antes de alcanzar América.

Pero aprendió de sus errores y contrató para fabricar el segundo intento a un grupo de constructores del Titicaca en vez de los africanos que usó para el primero,

ya que actualmente, los peruanos dominan mejor la técnica náutica que los del Chad.

be17Lanzó el barco cerca de Agadir, en la costa Marroquí y con la vela y las corrientes llegó sin problemas a América Central. Demostró que su teoría podía ser cierta. Eso explicaba también   por qué hay pirámides a los dos lados del Atlántico y la exactitud de los calendarios mayas y la similitud con los egipcios.

Publicó un bello libro de su aventura que se llamó “Las expediciones Ra”.

Tuve el privilegio de ver su barco de papiro descansando de su singladura en el museo de Oslo, aunque la foto que hice me salió fatal.

Esa capacidad de los pueblos para comunicarse a distancias tan enormes nunca supuso para él un problema. Siempre mantuvo que los océanos no fueron obstáculos para aquellos pioneros, sino caminos. Y fue más lejos. Apuntó la posibilidad de que el viaje no terminó en América sino que desde Perú los incas llevaron partes de su civilización hasta la isla de Pascua, hasta la Polinesia.

be18

be19Ya sé que parece insólito, pero en la isla de
Pascua, en Rapa Nui también se encuentra la totora. En las lagunas que se forman en los volcanes de la isla, en el Rano Kao o el Rano Raraku, las totoras crecen como en las lagunas del continente.

be20

be21Los científicos han demostrado que estas totoras llevan en Rapa Nui mucho más de los 3000 años A. C. en que los Egipcios pudieran haber cruzado a América. Dicen que pudieron haber sido las aves las que transportasen sus semillas.be22

Pero lo que no demuestran es por qué solo hay totora en Rapa Nui y no en otras islas y lo más importante, por qué los nativos la utilizan para progresar en el agua, para flotar, como hacen en el continente. En mi corta estancia, di varias vueltas por la costa con la idea de descubrir alguna embarcación de totora, pero lo único que descubrí fue a los surfistas volando en sus tablas sobre las fuertes olas.

be23

be24Pero tuve la suerte de descubrirlas en su folklore. Cuando asistía a un espectáculo de música y baile, uno de los bailarines, rememorando la vieja tradición del hombre pájaro- se trataba de conseguir el primer huevo de unas aves migratorias, que anunciaban el cambio de estación- apareció en la escena portando una gavilla de totora exactamente igual a las que hacen en el Titicaca. Excuso decirte, Carlos, que saltando como un resorte, desenfundé la cámara como un rayo y pude inmortalizar el momento.

be25

be26La citada gavilla recibe el nombre de “pora” y algunas veces se organizan en la isla competiciones de natación sobre ellas.be27

Es decir, que lo que ya no se ve en la playa, ha quedado congelado en el folklore de la isla y la gavilla de totora, el flotador con el que se ayudaban en la natación, la pora, ha pasado al acervo cultural.

También me enteré que en febrero se organiza una competición de barquitos de totora, el Vaka Ama, pero no tengo los detalles ni conseguí fotos. (Tendré que volver).

Los nativos llaman a la totora Nga’atu que no tiene ninguna similitud fonética con el papiro o la totora a no ser el hecho de que sean trisílabas, pero me he enterado que

los indios mapuches, los araucanos, los vecinos de los incas, la llamaban “vatu” y esa si tiene cierto parecido fonético.

Bueno Carlos, como ves, una historia apasionante que impregna de interés un viaje ya de por sí apasionante. A través de un humilde junco se puede construir una historia

llena de interés y emoción capaz de unir dos lugares tan lejanos y dispares.

be28

be29En fin, Carlos, no sé si Thor Heyerdahl tendrá o no razón en sus teorías. Ya, la verdad, a estas alturas ni me importa. Lo que jamás podré agradecerle suficientemente es que con sus arriesgadas travesías en pos de sus ideales, nos transmitió su amor por la aventura y nos emocionó con la persecución de sus sueños y misterios, ayudándonos a descubrir que detrás de las verdades oficiales existe todo un mundo de posibilidades reales. Él de manera sencilla, pero rotunda, lo demostró con sus arriesgadas singladuras a través del Atlántico y del Pacífico.

Nos hizo soñar y esas fantasías, todavía hoy, nos siguen excitando.

Espero, amigo mío, que tus sueños se sigan balanceando como los barquitos de totora en este inmenso mar de la vida y me despido, como siempre con el mejor de mis abrazos.

Tu viejo amigo

Javier.be30

be31

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante.Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales.Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Pingback: Reflexiones en torno a la fotografía de viajes: algunos consejos prácticos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 14 =