IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
Ahorra para tu jubilación una parte de lo que pagas en impuestos hoy

Ahorra para tu jubilación una parte de lo que pagas en impuestos hoy

 

Luis Badrinas

(¿Conoces nuestra e letter de Vida & Pensiones?)

Escribe: Luis Badrinas, CEO de LB & Partners y miembro del Consejo de Edición del BdeCB

Desgrava en la declaración de la renta y guárdalo para tu jubilación. Ya vienen siendo habituales las desgravaciones en el IRPF por las aportaciones a los planes de Pensiones o planes de previsión asegurados, sin embargo, con el incremento impositivo que estableció el Gobierno, vale la pena conocer cual es la diferencia impositiva que se debe pagar anualmente y, en lugar de tributar, ahorrarla para la jubilación.

Sí, es importante ahorrar, hemos explicado los movimientos de las distintas pirámides demográficas y también las necesidades de equilibrar la balanza entre ingresos y gastos de la seguridad social, sin embargo hay fórmulas muy simples que nos indican que ahorrar es bueno para incrementar el ahorro a la jubilación, así como pagar algo menos de impuestos, lo que vendrá muy bien para nuestras arcas personales y familiares.

Pongamos un ejemplo muy sencillo basado simplemente en ahorrar la cuota del IRPF que nos exige el nuevo impuesto de la Renta para los años 2012 y 2013, en relación con lo que pagábamos por IRPF en el 2011, antes de que subieran los tipos impositivos.

Caso Práctico

Pues bien, si lo basamos en un caso práctico, una persona de 45 años con unos ingresos de 60.000 Euros brutos anuales, en el año 2011 su cuota del IRPF era de 15.492 Euros y la cuota del 2012/13 ha ascendido a 16.564,50 Euros, es decir 1.072,32 Euros más, lo que supone un incremento de la carga fiscal del 7%.

 

Sueldo Bruto Anual 2013: 60.000 €

Año 2011                  Año 2013

Cuota IRPF              15.492,18 €              16.564,50 €

Diferencia                 1.072,32 €                 incremento del 7%

Cambia la tributación por una aportación a Planes de Pensiones o Planes de Previsión Asegurados

Si esta persona realiza una aportación de 201,47 Euros mensuales a su plan de pensiones o plan de previsión asegurado, ahorrará en impuestos 1.072,32 Euros cada año y obtendrá un capital a la jubilación de 76.041 Euros. 

La cuestión es muy clara, desgrávatelo de la declaración de la renta hoy y guárdalo para tu jubilación. 

 A la edad de Jubilación habrá ahorrado 76.041 Euros

Recuerda además que la Aportación Máxima Legal es de 10.000 € y 12.500 €  anuales a partir de los 50 años. 

El Gobierno tiene pensado impulsar incentivos fiscales, entre ellos recuperar el doble límite fiscal, y que se contabilicen separadamente las aportaciones realizadas por las empresas a los planes de empleo y los que realiza el propio empleado. El Gobierno también pretende impulsar mejoras en la tributación de las prestaciones derivadas de las pensiones privadas, cobradas en la jubilación y mejorar la tributación, especialmente en las rentas vitalicias mediante una reducción de los porcentajes de integración como rendimiento del capital mobiliario para los mayores de 60 años. 

En conclusión ahorra y optimiza tu fiscalidad.

 

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante.Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales.Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

4 comentarios

  1. Carlos Biurrun

    Begoña:
    totalmente de acuerdo con tu reflexión sobre solvencia. Añadir otros dos conceptos sustanciales: confianza y transparencia.
    Es importante la supervisión para garantiza la solvencia.
    Respecto a la transparencia hay mucho que trabajar entre Compañías y Mediadores para cargar unos porcentajes de gastos de gestión y de comercialización alineados con la expectativa que tiene el cliente. De otra manera se puede perder la confianza, elemento, para mí, fundamental de sostenibilidad de la cartera de clientes.
    ¿se alinearán los corredores y agentes en el aprovechamiento de las oportunidades de negocio existente en materia de previsión, pensiones y salud o le darán la espalda como lo han hecho hasta ahora?

  2. BCO

    En mi opinión no sólo se trata de ahorrar ( que es muy importante e imprescindible para complementar la pensión si es que habrá pensiones de aquí a 20 años ) sino que se trata también de que cuando tenga 65 años tengas ese dinero ahí … es decir: la solvencia de los activos en los que confías tu jubilación, que cuando quieras rescatar tu plan de pensiones no tenga como subyacente activos con riesgo de quiebra o de no pagar ni el principal de la inversión.
    Los PPA y los planes de pensiones no brillan por la excelencia de su gestión, así que en cierta manera los cálculos son correctos pero nos olvidamos de una variable muy importante: la solvencia.

  3. Luis Badrinas

    Rafael, estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices, debería haber mucho más asesoramiento a los clientes, es una clarísima oportunidad para la mediación y un buen momento para promover el ahorro a la jubilación, muy necesario para todo el mundo.

  4. Rafael

    Buenas tardes Luis, estos sencillos cálculos que tu propones, “deberían” de proponerlos a sus clientes muchos de nuestros mediadores, la gran diferencia entre este tipo de acción como la que tu describes, y la forma de captar aportaciones en la banca comercial (me consta que no es bueno generalizar pero …….), es precisamente que de esta forma se atacan dos problemas que bien pueden solucionarse hoy, sacrificar una parte de nuestro consumo de hoy para “apalancarlo” de cara a consumirlo en el futuro, y de paso, disminuir nuestra factura fiscal (que a todo el mundo gusta). Es curiosa la “mala imagen” que tienen este tipo de productos en su momento de rescate, y no hay cliente que no te diga….. “lo que te ahorras ahora, al final lo pagas con creces en el futuro”, refiriéndose como no a la fiscalidad de salida, pues bien, hasta en ese punto, tampoco es cierto la “mala fiscalidad” del producto, todo depende del asesoramiento que tengamos en ese momento concreto. Particularmente me he encontrado con casos de reembolsos de planes de pensiones en la Banca, en los cuales la palabra y sentimiento de “asesorar” brillaba por su ausencia, y de regalo, una buena “factura fiscal”. Son muchos los factores que debemos de tener en cuenta, parte del ahorro que tiene derecho a reducir el 40%, necesidades reales de liquidez del cliente, ingresos que provienen de la SS, etc…. no podemos hablar de un rescate estandar, debemos de hablar de un traje a medida también en el momento de salida. Aunque parezca un poco “irreal” hay casos en los que “jugando” también con la forma de rescatar se puede obtener un beneficio fiscal entre el tipo impositivo que nos hemos estado ahorrando y el tipo impositivo real al que se va a tributar ahora, eso, sin tener en cuenta el efecto “capitalización” en cuanto a que nos ha estado haciendo un préstamo a tipo de interés 0 nuestros amigos de “Hacienda somos todos”. Un saludo desde Sevilla
    Rafael

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − 4 =