IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
Marketing de nostalgia

Marketing de nostalgia

Escribe: Fernando Álvarez

¿Tu también tienes la sensación de que últimamente y más que nunca las marcas están desempolvando sus anuncios, eslóganes y/o campañas del pasado?

¿Tienes la sensación de que cada vez es más generalizado, el comentario de mediadores de seguros, sobre su anhelo de encontrar Compañías de nuestro sector que les presten el servicio de siempre?

El motivo es la nostalgia.

Los humanos somos propensos a los pensamientos nostálgicos porque la nostalgia es buena para nosotros. Nos produce bienestar psicológico.

Recrearse con los recuerdos levanta el ánimo, aumenta la autoestima y fortalece las relaciones.

Y esto es así, porque nuestro cerebro, está programado para recordar  las experiencias pasadas, como si hubieran sido mucho mejor y más agradables que como las vivimos en su momento.

La nostalgia se comporta con nosotros como un persuasor psicológico muy potente.

Y esto es porque nuestro cerebro tiende a hacernos creer que el pasado fue perfecto.

Tenemos tendencia a vivir en el pasado y a  nuestro cerebro le gusta.

Una de las formas clásicas y más eficaces que las empresas utilizan para crear este efecto en los consumidores es el Marketing de Nostalgia.

 El Marketing de Nostalgia es una estrategia atemporal con la que los anunciantes nos hacen revivir imágenes, sonidos y sentimientos de otra época para vendernos una marca o un producto actual.

Cuando vemos un producto nostálgico del pasado, volvemos a sentir lo que sentimos la primera cuando éramos jóvenes, cuando todo nos parecía más seguro, sencillo y mejor.

Los anuncios de productos que nos llevan  a la nostalgia, nos hacen revivir las emociones que asociamos a ellos.

Como consumidores, casi siempre, pretendemos activar y recrear los recuerdos de antaño.

 Muchas marcas consiguen enormes beneficios, explotando la ilusión humana de que el pasado fue mejor de lo que nuestras vidas son ahora.

Y lo hacen marcas como Coca-cola, Mcdonald´s, Unilever, Renault, etc.

Hasta Michelin está recuperando su icono por excelencia, el muñeco Michelin.

Al recuperar los anuncios de nuestra juventud, las empresas, nos despiertan las nostalgia. Crean una asociación entre nuestros positivos recuerdos de aquella época y sus productos.

Estamos tan decididos a recordar el pasado de forma favorable que podemos incluso llegar a recordar acontecimientos agradables que nunca ocurrieron.

Por eso en muchas personas se produce el efecto de que su edad real no se corresponda con su edad psicológica.

Y es por eso por lo que buscamos objetos y experiencias pasadas que nos hacen sentir jóvenes de nuevo.

Cuanto más mayores nos hacemos, más intensa se vuelve nuestra  nostalgia del pasado.

Sentimos nostalgia de nuestros grupos de música favoritos y de las canciones que escuchábamos cuando éramos jóvenes.

A la gente le gusta escuchar, durante toda su vida, la música que escuchaba cuando era joven.

De hecho, nuestro espacio de apertura a  nuevas experiencias, se cierra a los 33 años.

Además recordar el pasado nos proporciona sosiego y seguridad y nos hace sentir más esperanzados y optimistas.

Por ello el Marketing de Nostalgia se potencia en nuestras mentes en tiempos de crisis.

En tiempos de inestabilidad económica, los consumidores necesitan todavía más, refugiarse en la nostalgia de olores, sabores y sonidos de productos, que los transporten a una época en la que todo esto no les asediaba.

Ante el sentimiento de inseguridad e incertidumbre sobre el futuro sólo queremos volver a un periodo más estable.

A todo lo expuesto se suma que, a medida que la tecnología avanza a más ritmo y cada vez todo es menos duradero y permanente, los consumidores nos aferramos a las marcas, que nos permiten transportarnos y revivir épocas más simples y estables.

Parece pues, que el Marketing de Nostalgia, cobra todo el vigor en los momentos que estamos viviendo.

La inestabilidad económica,  la rapidez de los cambios tecnológicos y la necesidad permanente del consumidor por sentir seguridad, justifican que podamos utilizar el Marketing de Nostalgia de forma efectiva, en un sector y canal como el nuestro de seguros mediados.

Porque además ¿No es cierto que todas las nuevas formas de venta  de seguros, que han ido surgiendo en los últimos años, no tienen un pasado al que referirse para evocar la nostalgia del comprador de seguros?

¿Podemos aprovechar esta ventaja competitiva para ganar la encarnizada guerra existente en nuestro mercado de seguros?

¿Sabremos evocar la nostalgia de nuestros clientes hacia nuestro canal de mediación, nosotros, que si tenemos una historia que contar?

 

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante.Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales.Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

11 comentarios

  1. Laura

    La nostalgia juega con la creencia (muy humana y extendida, por cierto) de que todo tiempo pasado fue mejor. Pongo un caso de éxito muy reciente que ha conectado con toda una generación de personas: el libro Yo fui a la EGB, que empezó con un nostálgico y que ha ido creciendo hasta un punto que nadie imaginó gracias precisamente a esa conexión instantánea con muchas personas a las que la simple palabra EGB les saca una sonrisa 🙂 Y este ejemplo es muy parecido al ejemplo de Donuts. Estoy segura de que en el ámbito de seguros es posible plantear estrategias así si se conoce bien al cliente para dar con la clave y hallar esa conexión. De hecho esa nostalgia de la que habláis la veo a menudo en mi padre por ejemplo cuando, como cliente, tiene que hacer ciertas gestiones con la aseguradora y le dicen que tiene que llamar a un 902, cosa que no soporta, porque él quiere ir a la oficina de toda la vida y si puede hablar con la misma persona que lleva 20 años hablando mejor. En el lado contrario me pongo de ejemplo a mí misma, de otra generación, con otro ritmo de vida y de trabajo, que lo que valoro es que me den facilidades y flexibilidad como cliente para poder comunicarme fuera del horario comercial o a través de Internet. Al final de lo que se trata siempre es de saber bien a qué cliente nos dirigimos y conocer bien a ese cliente antes de elegir la estrategia más adecuada para dar con lo que mejor funciona.
    Fernando, gracias por tu post, me ha encantado leerlo 😀

  2. Enrique Gonzalez

    LLa nostalgia nos lleva, subconscientemente, a la infancia, sea cualquiera la edad a la que nos esté haciendo mirar realmente.
    En seguros, el mediador tradicional de pueblo, el de toda la vida, más arraigado en unas zonas que otras, era algo muy distinto de hoy, donde la humanidad pesaba más que la profesionalidad, pero la formalidad de la palabra se reflejaba en la servilleta del bar, que fue durante años, la solicitud de seguros en la que se transmitían las instrucciones del riesgo.
    Nostalgia y envidia, pues el agente de seguros era tu amigo, cómplice y vecino; ni te la jugaba ni tu pretendías jugársela a él. La palabra de ambos bastaba y el negocio marchaba.

  3. Fernando Alvarez Diaz de Cerio

    En seguros hay nostalgias claras.
    Nostalgia de los mediadores del funcionamiento de las Compañías de antes. La cercanía, la atención hacia ellos, etc.
    Y nostalgia de los compradores de seguros en cuanto a la confianza que les generaba el sector cuando también el mediador estaba cercano a ellos.
    Nostalgia de cuando comprar seguros era fácil.
    Cuanta mayor variedad, el consumidor queda menos satisfecho y se muestra menos dispuesto a comprar.
    El miedo a elegir algo equivocado y caro paraliza siempre al comprador.
    Quizás parte de la batalla se gane facilitando la decisión de compra a nuestros asegurados.

  4. Aik

    Sin duda, Carlos, el anuncio de Donuts hace que todos busquemos en la memoria ratitos que la empresa nos ha regalado como los anuncios de “anda, los donuts!” que a todos nos viene a lacabeza al ver en la nueva/vieja caja al niño.

    Me pregunto qué aplicación tiene este tipo de acciones en el sector seguro Y OS LANZO LA PREGUNTA:

    -¿Qué hacían las aseguradoras antes MEJOR que ahora? ¿Qué deberíamos volver a ofrecer a los clientes para que sientan mayor confianza en su seguro?

    Un saludo a los dos y gracias por contestar,

    Aik

  5. Fernando Alvarez Diaz de Cerio

    Gracias por tu comentario Aik.
    Mi propuesta es nostalgia hacia un canal de distribución del seguro. El canal mediadores.
    Nostalgia de la forma de comprar, de la relación personal y de otras muchas cosa que algunos compradores de seguros también necesitan.
    Tu reflexión me gusta y engloba varios conceptos como el de sentido de pertenencia. Esto se produce normalmente con las marcas por lo que la no pertenencia sería más frecuente hacia una marca.
    Nostalgia de no tener lo que se deseó? Sin duda. Se me ocurren unas cuantas marcas de coche cuyas ventas se producen por una motivación aspiraciones creada durante años.

  6. Fernando Alvarez Diaz de Cerio

    Con gran tristeza había abandonado escribir durante un tiempo.
    Con tu comentario me he dado cuenta que lo mejor de escribir algún articulo de vez en cuando es estar en contacto con gente como tu.
    Que ilusión volver a encontrarte. A ver si nos vemos pronto.
    Es posible crear nostalgia en nuestro sector? Como siempre, si en los demás sectores lo es, en el nuestro también.
    Donde tiene cabida la nostalgia en nuestro sector? Sinceramente veo mucha nostalgia en los mediadores, por ejemplo hacia el funcionamiento de antes de las Cías.
    Yo como Cía no dudaría en aprovechar esa nostalgia.
    Y como canal mediadores podemos aprovechar la nostalgia de los asegurados? Cuando hablemos te cuento. Yo estoy seguro de que si.

  7. Rafa Velázquez Goya

    Amigo Fernando, !!!!!Pásese por Goya en Pamplona (Tafalla esquina Bergamín) que una caja de Vasquitos y Nesquitas le está esperando!!!!!!!. “El sabor de la memoria” baitizamos nuestra campaña navideña de apertura de este proyecto ya realidad tras 5 meses en marcha de nuestra tienda en Pamplona. Será un placer adicional a volver a charlar con vos… ¿Tu articulo?,: No puede ser más acertado… PERO… tiene difícil encaje en el Corredor de Seguros, mi profesión. Creo…
    Quizás sea llevar al extremo esa topología de otros negocios, y en particular la nostalgia de los mismos, a un sector como el nuestro, donde precisamente lo que hay que desterrar, aun, son los conceptos que nos tienen encasillados, dándole un aire fresco e innovador… Seguro que habría mucho que debatir…
    Pero el premio te lo has ganado… Nos vemos, y espero tu llamada. Un abrazo a todos.
    Y UN AVISO: MAÑANA 1º DE MAYO, EN SEÑAL DE PROTESTA, ABRIRÉ PERSONALMENTE “GOYA en PAMPLONA” http://www.facebook.com/GoyaPamplona MEDIA HORA MÁS QUE CUALQUIER OTRO DÍA DE FIESTA NORMAL, ES DECIR, DE 10 A 14 (EN LUGAR DE 10,30 A 14 HORAS). Y es que he vuelto de la FERIA este finde semana con ganas…

  8. Carlos Biurrun

    Yo creo que los que no compraron podrían hacerlo en función del mensaje o testimonio bien comunicado. por ejemplo ahí está el anuncio del donut’s que sin duda es un buen marketing de nostalgia.

  9. Aik

    Sin duda sentir nostalgia nos mueve a volver a comprar aquellos productos que marcaron nuestro pasado.Pero, ¿tiene sentido apelar a la nostalgia en aquellas personas que nunca fueron clientes?
    Es por tanto, ¿una buena técnica de marketing o una estrategia de refuerzo de un compromiso adquirido anteriormente? ¿Se convence con la nostalgia al que jamás adquirio determinada marca?

    Yo diria que el recuerdo, al viejo cliente, lo mueve a volver a serlo; y al prospect le hace sentir que determinada marca formó parte del pasado de muchos otros clientes pero no del suyo,sintiendose excluido, quizá se sienta tentado por comprar la sensación “lo que no tuvo”

    Gracias por contestar,

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 12 =