IWC19-01
IWC19-01
IWC19-01
“IMD2: ¿Revolución o evolución? Consecuencias para la industria del seguro y los actores de la distribución”

“IMD2: ¿Revolución o evolución? Consecuencias para la industria del seguro y los actores de la distribución”

MEDI

 

Fuente: Comunicado de Prensa de MEDI.

Acaba de publicarse el estudio IMD2: ¿Revolución o evolución? Consecuencias para la industria del seguro y los actores de la distribución” editado por MEDI, Monitoring European Distribution of Insurance.  

El proyecto de nueva directiva sobre la mediación de seguros hace temer un reforzamiento de las restricciones burocráticas sin un beneficio cierto para los asegurados. 

Queremos reforzar la protección del tomador de seguros y mejorar su vida afirmó el comisario Barnier durante la audiencia pública organizada por la Comisión en Bruselas en diciembre de 2010. Ciertamente, esta laudable intención corre el riesgo de ser engullida por una serie de nuevas restricciones y cuyo impacto puede suponer acrecentar los costes de suscripción y de control. Peor aún, una parte de la actividad misma está amenazada por el cuestionamiento del sistema de comisiones. Es el objetivo global que parece perderse, estima MEDI, el Observatorio Europeo de la distribución de seguros. 

En primer lugar, desde 2002 el conjunto del sector ya está bajo el efecto de una directiva más 0o menos transpuesta en los diferentes países. Más o menos bien en unos, más o menos mal en otros países: en el Reino Unido por ejemplo donde ello se ha traducido en un incremento sin precedentes de la burocracia y de los costes que le acompañan. Esta directiva, generalmente considerada equilibrada va a ser profundizada, completada y reforzada. 

De hecho, estiman los autores del estudio  “IMD2 : ¿Revolución o evolución? Consecuencias para la industria del seguro y los actores de la distribución” (www.medi-site.eu) analizan el contenido y los impactos previsbles, el objetivo de protección del consumidor se diluye delante de una voluntad de regular la actividad de la mediación. Ciertamente, ésta no es nada desdeñable ya que concierne a cerca de 5 millones de profesionales de la Unión Europea que representa alrededor del 1% del PIB. Sin embargo, amenaza con perturbar  gravemente una capacidad de innovación que ha permitido al seguro mantenerse como una industria con buenos resultados al servicio de la protección de los riesgos de las economías modernas. Por otra parte, la crisis financiera no ha revelado debilidades específicas que pudieran exigir medidas importantes y amplias. Parecería que se le quiere someter a un “stress test” de alto  nivel.

Mediante una preconización de una protección de los consumidores, los autores del estudio se preguntan sobre los fundamentos de esta nueva directiva. Acaso la actual en vigor, ¿presenta deficiencias? ¿Podría ser que este texto de consenso se viese golpeado por una debilidad congénita? Los expertos de MEDI, que escrutan el funcionamiento de los diferentes sistemas de distribución en Europa, no detectan nada parecido. Ciertamente, señalan los dos autores Harald Krauss y Nicholas Davenport, “es útil reforzar las reglas actuales sobre las calificaciones profesionales, las empresas transfronterizas y las cuestiones candentes de los conflictos de interés y de la remuneración. En todo caso, ciertas medidas señaladas, como las que conciernen al régimen de comisiones, no son de las que pueden mejorar el funcionamiento del mercado, sino todo lo contrario”.

Dos cuestiones clave imponen respuestas claras: la realidad del mandato de compromiso y la de la fluidez de la competencia. La cuestión del mandato es con toda evidencia la más importante y en ella se juega verdaderamente la protección del consumidor que debe poder saber, claramente y en todo momento, quien representa y a quien compromete. Una cuestión que concierne directamente a agentes y corredores, por supuesto, pero también a las redes bancarias que venden seguros, las asociaciones, los agregadores y demás comparadores…

La segunda cuestión es la consideración de que al margen de los estatutos actuales, todos los que intervienen en el acto de seguros están concernidos, sin excepción.   

El estudio de MEDI es una contribución útil y argumentada para un debate que no ha hecho más que comenzar. 

Los interesados por el estudio pueden dirigirse a los autores: 

Nicholas Davenport :                                                    n.davenport @ medi-site.eu

 Harald Krauss:                                                                  h.krauss @ medi-site.eu

 Carlos Biurrun es su representante en España: c.biurrun@medi-site.eu

O entrar en la web:                        www.medi-site.eu

 ¿Qué es MEDI?

 MEDI, (Monitoring European Distribution of Insurance) es un « think tank » que observa y analiza las evoluciones de la distribución de seguros en Europa.  

 Está compuesto por expertos de la distribución de seguros de varios países europeos. Suministra informaciones y análisis a sus abonados sobre cuestiones relativas a la distribución de seguros y ahorro.

 MEDI es completamente independiente que cuenta con profesionales de larga experiencia en las diferentes formas de distribución.

Se constituyó en mayo de 2010 y está presidida por Henri DEBRUYNE.

Acerca del autor

Kevin Biurrun, Socio Administrador de Community of Insurance, Director Área del ConocimientoLicenciado en Psicología por la Universidad de Deusto. Master en RRHH.Especialista en Orientación del Activo Humano en la empresa y en la metodología de e learning aplicada a seguros. Dinamizador de cursos en RED.Ha trabajado en AXA Assistance U.K. y AXA España. Director de Biurrun Consultan.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Pingback: La futura directiva sobre mediación de seguros a observación en Cambridge

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =