Banner superior logo
Banner superior logo
Banner superior logo
9 cuestiones clave sobre la reforma de las pensiones y el ahorro

9 cuestiones clave sobre la reforma de las pensiones y el ahorro

Luis Badrinas
Luis Badrinas

Escribe: Luis Badrinas, miembro del Consejo de redacción del BdeCB

(sobre la materia ver también: Fomentar la cultura del ahorro, Ahorra para tu jubilación una parte de lo que pagas en impuestos, Asesorar y vender en previsión y ahorro, la asignatura pendiente de los mediadores, Nueva elector sobre vida y Pensiones, Perspectivas de Vida para 2013, Oportunidades de crecimiento del seguro de vida, Pensiones más bajas en tiempos de crisis, entrevista a Rosa María di Capua). Búsquedas por categoría “seguro de vida” y “pensiones”.

La nueva reforma de las pensiones que establece la Ley del Factor de Sostenibilidad, desvinculan las pensiones respecto al Índice de Precios al Consumo (IPC) y pasan a tener relación directa con los ingresos y gastos de la Seguridad Social a lo largo de diez ejercicios, lo cual significa una directa dependencia de la situación económica del país. En cualquier caso las pensiones nunca se incrementarán menos de un 0,25%, ni por encima del IPC más un 0,25%. Además, la pensión inicial se calculará en función de la evolución de la esperanza de vida.

1. ¿Cuándo entra en vigor esta reforma?

Si recordamos, la reforma del 2011 ya entró en vigor este año 2013 de una manera progresiva, por ello sus efectos completos los veremos a partir del 2027. Sin embargo, el factor de sostenibilidad se tendrá en cuenta a partir del 2014, cuando las pensiones no estén vinculadas legalmente al IPC, sino a una fórmula que además de los precios tenga en cuenta los ingresos y los gastos del sistema.

El segundo ajuste es el cálculo de la pensión inicial en función del cálculo de la esperanza de vida verá su entrada en el 2019, es decir 13 años antes de los previsto en la reforma del 2011.

2. ¿A quiénes afecta la reforma?

La reforma afectará ya a los 9 millones de pensionistas que estén cobrando la pensión de jubilación que verán cómo su revalorización pasa a calcularse con el nuevo sistema.

El segundo, es decir el cálculo de la pensión inicial, se aplicará a aquéllos que se jubilen a partir del 1 de enero del 2019.

3. ¿Cómo se calculará el índice de revalorización?

El índice de revalorización se calcula en base a lo siguiente:

– La evolución de los ingresos y gastos de la Seguridad Social de los últimos 5 años, el del año en curso y una proyección de los 5 siguientes.

– La tasa de variación anual del número de pensiones contributivas, calculadas con la media móvil de los cinco años anteriores, el año en curso y la previsión de los cinco siguientes.

– La evolución del efecto sustitución, que consiste en la variación interanual de la pensión media del sistema de cada año, antes de aplicarse la revalorización.

– Por último, la velocidad de ajuste, es decir, el número de años en los que cada Gobierno puede trasladar su contribución al ajuste del sistema.

4. ¿Pueden congelarse las pensiones?.

No, a partir de la entrada en vigor, es decir a partir de 2014 las pensiones podrán crecer entre un 0,25% y el IPC más el 0,25%, sin embargo los pensionistas podrían ir perdiendo valor adquisitivo si el IPC sube por encima de la revalorización hecha en su pensión.

5. ¿En que consiste el otro factor de sostenibilidad?

En 2019 se aplicará un coeficiente para calcular la primera pensión para los que se jubilen a partir de esa fecha. Este coeficiente se sumará a los parámetros existentes para el cálculo de la pensión como son los de la edad de jubilación y número de años cotizados y relacionará la cuantía de la prestación con la esperanza de vida del perceptor en el momento que cumpla la edad de 67 años. Este factor se revisará cada cinco años en función de la evolución de la esperanza de vida.

6. ¿Cuál es la conclusión de esta nueva reforma?

En primer lugar, el sistema todavía padece imperfecciones ya que no hay garantías de que el sistema de la Seguridad Social no vaya a necesitar nuevos ajustes.

En segundo lugar, todavía se hace más difícil conocer cuál será nuestra pensión de jubilación y parece que vaya a ser una sorpresa, eso si, los criterios de cálculo de las variables están bien pensados, pero el resultado se desconoce.

En tercer lugar, lo que está claro es que a mayor desequilibrio entre ingresos y gastos, menor pensión para la jubilación, por lo que la conclusión es fácil, las pensiones bajarán y los contribuyentes deberemos espabilarnos para mantener nuestro nivel de vida.

7. ¿Qué es lo que hay que hacer?

Sencillamente, ahorrar!. Nosotros como ciudadanos tenemos el deber y la necesidad de ahorrar y de preocuparnos por nuestra situación y la de nuestra familia. Sabemos que para tener una pensión vitalicia de jubilación de unos 1.000 Euros mensuales a los 67 años, necesitamos haber ahorrado aproximadamente entre 160.000 Euros y 196.000 Euros (dependiendo de si es hombre o mujer). Hoy, en España los activos ahorrados para la jubilación por la población activa alcanza una media de 8.000 Euros por persona, lo que quiere decir que la pensión media que hemos ahorrado asciende a 50 Euros mensuales, o sea estamos lejísimos.

8. ¿Cuánto deberíamos destinar al ahorro?

Según un estudio del INE sobre la esperanza de vida, a los 65 años proyectada 2027-2048, concluye que en 2027 la espera de vida para un varón de 65 es de 19,8 años, es decir que vivirá hasta los 84,8 años y para la mujer de 24 años, es decir, vivirá hasta los 89. Ante esta situación, es recomendable ahorrar una parte significativa de los ingresos efectivos, teniendo en cuenta que nuestra vida laboral debería durar entorno a 40 años y que luego viviremos de media 20 años más, es decir un 50% de los años que hemos estado en activo. Qué menos por tanto, que un 20% de los ingresos en esa etapa activa los destinemos a cuando estemos jubilados y no tengamos ya más capacidad de generar ingresos que los ahorros constituidos.

9. ¿Quién es responsable de que ahorremos?

El Gobierno debe fomentar la cultura del ahorro, a través de la transparencia y la comunicación. Tiene que hacer muchas cosas, como incentivar el crecimiento económico para que la economía crezca y se creen puestos de trabajo, se reduzca el paro y en especial el paro juvenil.

También debe crear un marco claro para que todo los ciudadanos conozcamos cuál va a ser el importe con el que se va a jubilar y promover fórmulas que incentiven el ahorro mas allá de las pensiones públicas, a través de la empresa destinando una parte del salario a una pensión privada que se irá capitalizando y otra parte de libre ahorro por parte del ciudadano.

Sin embargo, nosotros los ciudadanos somos los únicos responsables. Si no tenemos conciencia de la necesidad de ahorrar, nos vamos a encontrar con una situación de empobrecimiento el día que nos jubilemos.

El sector Asegurador debe apoyar más que nunca la cultura del ahorro y fomentarla a través de la información, el asesoramiento a los clientes y la  transparencia. La mediación también tiene su cuota de responsabilidad, ya que tiene el contacto directo con los asegurados y clientes, por ello la focalización en este tema ahora será más importante que nunca.

Acerca del autor

Kevin Biurrun, Socio Administrador de Community of Insurance, Director Área del ConocimientoLicenciado en Psicología por la Universidad de Deusto. Master en RRHH.Especialista en Orientación del Activo Humano en la empresa y en la metodología de e learning aplicada a seguros. Dinamizador de cursos en RED.Ha trabajado en AXA Assistance U.K. y AXA España. Director de Biurrun Consultan.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Enrique Gonzalez

    Lamentablemente todos los argumentos y propuestas del informe de los expertos, que actuaron por mandato del gobierno, se van a llevar a la práctica. Lo mejor de todo es que la reforma no garantiza nada, ni la revalorización del 0,25 % anual. Ya teníamos una Ley del PP que garantizaba la revalorización de las pensiones al IPC; el PSOE la ninguneo y n no revalorizo en 2011 y el PP la volvió a ningunear subiendo menos que el IPC en 2012.
    Lo peor de todo es que la medida no soluciona nada, solo da una solución a corto y medio plazo, y en más o menos 20 o 30 años, se volverán a plantear estos mismos problemas y mucho me temo que la misma línea de falsas soluciones.
    Cambiar la financiación y buscar nuevas formulas de recaudación es imprescindible para mantener el sistema público de pensiones con modelo de reparto, o por el contrario abandonarlo definitivamente y buscar un modelo de capitalización; pero esto último es imposible mientras existan pensionistas del modelo en curso en vigor.
    Las previsiones de crecimiento de pensionistas hasta los 15.000.000 de personas y la alucinante esperanza de vida prevista, chocan con las previsiones catastróficas que por cambio climático se nos anuncia desde el mundo científico. ¿ Quien es el que miente ?
    Los españoles estamos esperando que el PSOE anuncie públicamente la derogación de la reforma de las pensiones al día siguiente de llegar al poder, tal como hizo con la nueva Ley de Educación, pero mucho me temo que el silencio les delata y que mienten cuando afirman ser contrarios a la reforma de pensiones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =