¿Puede Blockchain salvar nuestras pensiones?

¿Puede Blockchain salvar nuestras pensiones?

Todo sobre Insurance World Challenges 18 (imágenes, videos y textos)

N.E. Muchas veces nos enzarzamos en debates estériles, mucho más entre los que están en “posesión de la verdad”.

Ion nos presenta otras formas de pensar que sin duda alguna enriquece el debate y, desde nuestro punto de vista, incide en un factor del que poco se habla, un sistema más eficiente utilizando la tecnologia blockchain, algo que ya está haciendo en Estonia.

Un artículo de lectura muy recomendable.

Por Ion Cuervas-Mons, Director General de Muno

El déficit de la Seguridad Social, el aumento de la esperanza de vida en la población y la dificultad para ahorrar están generando una preocupación creciente en la sociedad española. Parece un debate interminable y, lo preocupante es que no se vislumbra una solución a medio plazo.

Aunque es bien conocido que tenemos en España un modelo de reparto y, no de capitalización, no está de más recordar que ello implica que los que cotizamos no estamos guardando ese dinero, sino pagando a los que ya se han jubilado y esperando que los que vengan después puedan pagar nuestras pensiones.  Tiene su lógica como sistema de solidaridad intergeneracional, pero así de primeras suena un poco a echar balones fuera, o a pensar que el futuro ya arreglará los problemas que tenemos ahora. En mi opinión sería más fácil asegurar su sostenibilidad si tuviéramos un modelo híbrido de reparto-capitalización.

Según los cálculos de BBVA Research, para mantener la relación actual entre pensión media y salario medio  en el futuro habrá que alcanzar los 27 millones de cotizantes en 2050, unos 10 millones más que en la actualidad. La probabilidad de que este escenario no se dé es muy alta, así que parece razonable empezar a buscar alternativas.

Tengo 37 años, soy CEO de una Startup digital de Seguros, trabajo todo el día con tecnología (Blockchain, Inteligencia Artificial, Machine Learning, Iot…) y la verdad es que no sé si las pensiones llegarán vivas a nuestra generación. Así que me he propuesto participar en el debate y explicar lo que podemos aportar desde la tecnología.

Aprovechemos entonces los avances tecnológicos. Mucha de la tecnología que está cambiando el mundo ha nacido en espacios públicos, centros de investigación, universidades etc. Todos los ciudadanos pagan por investigación y tecnologías que luego no vuelve a ellos porque los organismos públicos no saben capitalizarlo, y son las empresas privadas las que acaban beneficiándose y utilizando esas tecnologías. La tecnología tiene que entrar en el espacio público.  

 ¿Y si la seguridad social fuera una DAO y funcionará con Blockchain reduciendo costes al automatizar la gestión? Vamos a empezar por explicar lo que es una DAO: Una DAO es una organización autónoma descentralizada (decentralized autonomous organization). Está gestionada y dirigida a través de unas reglas automáticas (contratos inteligentes) implementadas con Blockchain. Esto implica que no hay ninguna persona que intervenga en su funcionamiento, excepto en la definición de esas reglas. Además, cuenta con un registro digital seguro gracias a una base de datos distribuida.

Si la Seguridad Social fuera una DAO reduciríamos costes operativos y transaccionales. A la hora de implementarlo lo más complicado sería ponernos todos de acuerdo con las reglas, pero una vez definidas permitiría mejorar las cuentas, sería más transparente para el contribuyente y haría que el fraude o la corrupción fueran prácticamente imposibles.

Las ventajas principales serían entre otras, la eficiencia: las DAO son extremadamente eficientes ya que la automatización de las actividades de gestión reduce los costes operativos drásticamente. Por otra parte, destaco la inmunidad ante la corrupción: todas las acciones de un DAO quedan registradas y se pueden rastrear evitando cualquier posibilidad de manipulación.

Un tercer aspecto destacable es la escalabilidad: una DAO es fácilmente ampliable para incluir más agentes y funciones. Sería necesario, para evitar costes transaccionales, la creación de una criptomoneda específica, transparente y regulada. En algunos foros ya se está hablando de la creación de un Cripto-Euro que permitiría avanzar mucho más rápido en el desarrollo de proyectos similares al que propongo.

En los últimos años criptomonedas como Bitcoin o Ethereum se han relacionado con especulaciones masivas y burbujas descontroladas (en el mejor de los casos), pero la tecnología que hay detrás está desarrollándose de forma exponencial y en 2-3 años veremos cómo da alas a iniciativas de gran calado para mejorar el funcionamiento de nuestro sistema de bienestar.

Otro ejemplo relevante es la aplicación de esta tecnología en el sector de los seguros, ya hay varias startups proponiendo el uso de  Blockchain para crear seguros descentralizados. En estos casos el cliente recibiría las indemnizaciones o el pago de siniestros de forma automática. Si los datos públicos estuvieran en Blockchain podrían activar las prestaciones mediante un contrato inteligente entre la compañía y el asegurado.

Entonces, ¿por qué no aprovechar la evolución tecnológica? Todo esto es posible y no es ciencia ficción. Debemos ser proactivos para encontrar solución al grave problema de las pensiones y dejar de mirar para otro lado.

Acerca del autor

Somos una Empresa de comunicación y gestión del conocimiento asegurador en RED dirigida a las empresas y profesionales iberoamericanos, especializada en Comunicación Corporativa, Gestión del Conocimiento, Consultoría Estratégica y Eventos para la Industria Aseguradora.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 2 =