Lección de macroeconomía aseguradora de Pilar González de Frutos

Lección de macroeconomía aseguradora de Pilar González de Frutos

IWC2017

2.2_Pilar-González-de-Frutos---presidenta---02--2016Lección de macroeconomía aseguradora en el Congreso del 50 aniversario de Copaprose, Confederación Panamericana de Productores de seguros, 27,28 y 29 de marzo en Ciudad de Panamá.

Pilar González de Frutos, Presidenta de Unespa, Asociación Empresarial del Seguro de España, y de FIDES, Federación Interamericana de empresas de seguros, pronunció en el marco de dicho congreso una lección de macroeconomía aseguradora que conviene tener en cuenta.

Por Carlos Biurrun, Presidente de Community of Insurance

@cejotabe

Inició su exposición, tomando los datos de Sigma de Swiss Re, señalando que América Latina y el Caribe suponen unos 160.000 millones de dólares, un 3,5%, 2,6% de Vida y 4,5% en seguros no vida, señalando “que ninguna de las cifras la iguala con su importancia económica porque 6,70 dólares que se crean en el mundo provienen de esta zona”.

Sigue Pilar analizando datos para afirmar algo que, califica de relativamente sorprendente, “ por extraño que parezca el infraaseguramiento no es más intenso en los países más débiles, sino en los mayores”. Estima en un 1% el infraaseguramiento de México, o,9% de Brasil, Colombia, el 0,2%, similar a Perú.

Cifra, Pilar González de Frutos, el infraaseguramiento en esta región en 90.000 millones de dólares, es decir, para llegar a los estándares de un área desarrollada deberían llegar a 250.000 millones de dólares.

Lejos de posición pesimista la Presidenta de Fides y Unespa cree que esta situación es una oportunidad para la región.

Para ser optimista hace una comparativa interesante con lo que ha pasado en el mercado de seguros en España, señalando que sus datos de crecimiento en el periodo 1976 – 2016 demuestran que el seguro ha crecido por encima del crecimiento de economía española, es decir, el seguro “sobre – reacciona” al crecimiento económico.

Esta comparación del seguro español,  – que “conozco bien” señala – le llega a sustentar una idea que me parece sumamente interesante, “las sociedades infradesarrolladas son sociedades poco aseguradas. Pero cuando las sociedades evolucionan y crecen, comienzan a asegurarse a un ritmo acelerado”. Y sigue con su silogismo afirmando que “todo el mundo correlaciona el crecimiento del seguro, sobre todo en no vida, con el del Producto Interior Bruto; pero en realidad, yo creo – señala – que se sobrecorrelaciona, lo cual quiere decir que reacciona a la mejora de las rentas y de la creación de riqueza generando crecimientos superiores en su propia actividad.

Esta interesante y novedosa afirmación  se justifica en la correlación entre dos elementos esenciales del seguro, Riesgo y Patrimonio, que se presentan con mayor frecuencia e intensidad cuando la economía crece y por lo tanto el seguro tiene un efecto multiplicador en determinadas economías en desarrollo.

Sin embargo, hay otro factor, además del aumento del PIB de cada país, que incide en el crecimiento del seguro.

Así, siguiendo con el análisis de series de varios años que hace  de Pilar González, se observa que “los datos sugieren que el PIB tiende a crecer más que el gasto de los particulares, señalando que esto se puede deber o bien porque se transfiere, vía rentas, una menor proporción del valor añadido o porque los particulares están tomando mayores decisiones de ahorro”, para llegar a la conclusión de “que hay más de lo primero, lo cual no es una buena noticia”.

Pilar González de Frutos, en mi opinión, sugiere con su afirmación algo que los aseguradores han venido afirmando como tesis fundamental para el crecimiento continuado del seguro, la necesidad de clases medias consolidadas y estables con elementos macroeconómicos de equilibrio fiscal. Solamente así podemos ser optimistas sobre el crecimiento del seguro en todos los países de la región.

Otra idea interesante de la lección de macroeconomía de seguro de Pilar González de Frutos es la correlación entre su crecimiento con la evolución de un seguro indemnizatorio a su migración a la prestación de servicios. Una vez más Pilar, pone como ejemplo el seguro español y de manera especial la garantía asistencial de los seguros de autos y hogar coincidente totalmente con mis afirmaciones en la conferencia en everis en 2015 a un grupo de CIOS de Compañías aseguradoras españolas.

Llega a afirmar que esta migración hacia la prestación de servicios del seguro es un factor normalizador del empleo frente a la economía sumergida, señalando también cómo los empleos han pasado de 39.000 en 1976 a 50.000 actualmente, a pesar de reducirse el número de compañías de 800 a poco más de 200.

Los principales beneficiados de la actividad aseguradora son los asegurados que recibieron en 2015 50.500 millones de dólares por sinestros seguido del Estado que recibió 1.000 millones de dólares en impuestos y casi 8.500 millones vía financiación de la deuda pública. Los beneficios del sector alcanzaron 3.800 millones de dólares.

La última idea a resaltar es el papel que debe jugar el supervisor que debe tener claro que “el riesgo cubierto y la prima se relacionan”. Es muy importante que el supervisor sea consciente de que para conseguir que la protección sea efectiva y se consiga su aseguramiento debe ser susceptible de poder ser adquirida. De no tener en cuenta esta correlación y fijar por ley obligaciones muy ambiciosas que suponen primas elevadas se corre el riesgo de que el sector no esté en condiciones de ofrecer cobertura o de que el precio sea tan elevado que no se pueda pagar.

“Los supervisores deben de tener claro que hay que dar un margen adecuado a la institución aseguradora para que cumpla su misión. La regulación siempre se moverá entre la prudencia y el marketing”.

Es preciso no caer, señala, “en el peligro de legislación excesivamente conservadora que pretendiendo proteger al cliente en realidad lo desprotege”.

Finalmente es interesante la crítica que hace a muchos gobiernos que para resolver los problemas de la banca han metido en el mismo saco al sector asegurador que sin ningún tipo de duda ha sido ejemplo de saber capear el temporal.

“Los próximos 3 años van a ser de extrema importancia, apunta, para el seguro “al calor del proceso de revisión en Europa de la normativa Solvencia II, se va a producir una interesante discusión a escala internacional sobre la mejor forma de calcular los pasivos de los compromisos a largo plazo adquiridos por el seguro”.

Influirá mucho si se elige un modelo a largo plazo de aseguramiento, deseable, u otro a corto, sin garantías.

“Termina su lección señalando que “legislar los seguros es hacerlo con un ojo en el qué, y el otro en el para qué”.

“Legislar los seguros es hacerlo con un ojo en el qué, y el otro en el para qué”.

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante. Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales. Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =