Disrupción en el seguro… ¿y eso qué es?

Disrupción en el seguro… ¿y eso qué es?

msg global

Estamos inmersos en la 4ª Revolución industrial, la revolución disruptiva digital que impregna todo, incluido el seguro que no puede quedarse al margen.

Puedes seguir al autor en Twitter : @cejotabe

Querido lector de nuestro Magazine,

En este sábado luminoso de marzo quiero compartir contigo algunas reflexiones sobre temas repetidos en todas las redes sociales, foros y debates a lo largo y ancho del mundo global en le que vivimos. Me gustaría debatir que es eso de la disrupción en el mundo del seguro. ¿Me acompañas?

La transformación global o 4ª Revolución Industrial

Si las anteriores revoluciones, la primera con el ferrocarril y la máquina de vapor entre 1760 y 1840, la segunda desde finales del S. XIX y principios del XX que hizo posible la producción en masa mediante la transformación de los procesos, la tercera que comenzó en la década de 1960, llamada la era de la computación, transformaron la economía, la vida y el bienestar de la humanidad, ahora nos encontramos en los albores de la 4ª Revolución Industrial que se basa en una revolución digital mucho más sofisticada, más integrada, que lo impregna todo y en continuo cambio, “lo que hoy vale, mañana está mejorado con la ayuda de la Inteligencia Artificial”, en una palabra disruptiva, gracias, todo ello, a la conexión de internet.

Hasta hace muy poco tiempo estábamos acostumbrados a ciclos largos de cualquier innovación. Por el contrario, ahora, los ciclos son muy cortos y aparecen soluciones para todo y a coste marginal.

Nuestras mentes no son capaces de asimilar ni entender lo que pasa, ni lo que te ofrecen porque muchos de los productos, servicios, procesos, encierran gran complejidad estructural y tecnológica.

Como consecuencia de esta situación nos encontramos con una gran disrupción de la humanidad, y ni siempre sabemos cómo se debe de ordenar la situación ni que hacer.

Más que nunca surgen nuevos intervinientes que cambian los modelos de negocio a los que hemos estado acostumbrados, aplicaciones para conseguir dinero sin tener que pedirlo al banco, coches sin acudir a una parada de taxi, contratación de seguros más completos y baratos sin acudir a un agente o Corredor, reservar un hotel o un billete de avión sin visitar una agencia de viajes, comprar un libro digital en una plataforma de ventas a modo de supermercado global.

Vivimos en un mundo más global, más intercomunicado. Lo que Mc Luhan predijo en su libro “Undestanding Media”, la aldea global, es una realidad aumentada.

Vivimos en una constante experimentación disruptiva, Big data para controlar, interpretar, entender y poner en valor los trillones de datos que la inteligencia humana no es capaz de poner en valor, Internet de las cosas mediante la multiconectividad para resolver problemas de medicina, de transporte, de vida saludable, eliminar o reducir procesos, Inteligencia Artificial, Software aplicado a la investigación del comportamiento humano y conocimiento de su cerebro, robots, chatbots y algoritmos que sustituyen a las personas.

Y todo esto no ha hecho más que ponerme un poco confuso, pues tengo dificultades en asimilar esta profunda transformación.

Pero tengo que confesarte, querido lector, que supero ese estado de animo de incertidumbre con dos píldoras importantes. La primera, mi constante curiosidad por descubrir cosas, caminos, dedicando tiempo mucho tiempo al estudio y análisis de los problemas y dificultades que se me plantean, y la segunda, tener una mente abierta al cambio por muy inverosímil que pueda parecer.

A pesar de mis dos píldoras milagrosas, todavía tengo dudas cuanto al daño que pueden provocar los que no esperan a la comprobación de la eficacia de sus descubrimientos y de cómo conseguir que este mundo más interconectado, tecnológico, sirva, como señala, Klaus Schwab, creador del Foro Económico Mundial de Davos, de verdad para que la humanidad pueda vivir mejor y no crezcan las desigualdades.

Disrupción y seguro.

Y si a nivel global, como he compartido contigo,  a estas alturas de mi reflexión atento lector, espero, mis dudas, cuanto más, las tengo cuando observo lo que pasa en la industria del seguro.

Voy a compartir contigo por qué.

Hace dos años me invitaban a dar una conferencia y hablando de la innovación en el seguro me atreví a señalar lo siguiente:

“El seguro en todas partes del mundo lleva el estigma de ser un sector lento para los cambios, conservador y poco innovador.

Sin embargo hay datos para afirmar que esta percepción que tiene la sociedad de nosotros es más un problema de comunicación, de miedo a la transparencia”.

“El seguro, a lo largo de la historia ha sido el soporte, el apoyo estable,  de los cambios económicos y de las transformaciones  sociales”.

En la apertura de la Semana del seguro de este año, Pilar González De Frutos insistía en la misma idea, con más autoridad que yo, seguro, cuando señaló:

“Tengo la visión optimista de que en el futuro las entidades aseguradoras harán lo mismo que han hecho en el pasado y hacen en el presente, que es evolucionar. de todos los clichés falsos que se le adjudican a esta actividad, que son muchos por cierto, quizás el más dolorosamente desenfocado es ése que dice que el seguro es una actividad renuente al cambio. lejos de ello, al seguro le encanta el cambio, aunque sólo sea porque nosotros vivimos de que nuestros clientes sientan que sus necesidades frente al riesgo están cubiertas, y no ganamos nada con hacerle ofertas inadaptadas a esas necesidades”.

Para adaptarse en cada circunstancia y época el seguro ha sabido contar con personas con mucho sentido común, capacidad de adaptación y control de la situación, ha sabido innovar que significa, hacer cosas nuevas o mejores con éxito, obteniendo resultados medibles.

Cuando observamos que el seguro resuelve millones de problemas a millones de personas hay que concluir que funciona.

A continuación, si tenemos mentes abiertas y aceptamos un mundo en disrupción hay que repensar los modelos de distribución, los procesos, los productos, las relaciones y los resultados porque no podemos permanecer estáticos ante un mundo cambiante que nos hará cambiar si nos resistimos.

¿Seremos capaces de encontrar la fórmula adecuada de la nueva adaptación del seguro exigida por la transformación digital de la nueva revolución industrial? ¿Encontraremos el equilibrio entre renovación y resultados? ¿Estaremos a la altura de las circunstancias e incorporaremos nuevos talentos con capacidad de innovación? ¿Seremos capaces de hacer converger la disrupción y el resultado sostenible?

Creo que así va a ser y se va a producir, de hecho se está produciendo y se va a acelerar como lo demuestra el aumento de la cifra inversora, una simbiosis entre, por un lado, los en cierta manera outsiders del seguro que se mueven en el mundo de las startups de seguros, INSURTECH, que presionan el establishment asegurador en campos de los nuevos productos, nuevas coberturas, venta de seguros o control de pagos…suscripción de riesgos, y por el otro lado, los actores tradicionales, Compañías y Mediadores, con capacidad financiera e inversora que promueven laboratorios e incubadoras muy potentes por todas partes del mundo.

Conclusiones

  • El trabajo transversal produce aceleración de los resultados. Es necesario construir un ecosistema convergente de inventores, tecnólogos, proveedores de soluciones de software y plataformas que aceleren los cambios innovadores con resultados sostenibles.
  • Se está produciendo en el seguro, de forma natural, como siempre pasa en los negocios, una aceleración del talento innovador enormemente disruptivo que sabe tender puentes negociadores hacia quien detenta y vigila una cuenta de resultados de una empresa que sostiene miles de empleados y no puede ni debe asumir más riesgo que los que el sentido común y sus accionistas le toleran.
  • Hay que promover espacios de colaboración transversales para encontrar ideas disruptivas en el momento oportuno y que aporten valor (resultados). Las incubadoras y laboratorios son un buen modelo de espacios de colaboración.
  • El camino de la transformación del seguro sigue su curso de forma apasionante, compleja, en ocasiones arriesgada por el dilema de no quedarse atrás en innovación, y con la perspectiva de la necesidad de incorporar nuevos talentos con nuevos perfiles, capacidades y competencias.
  • El mundo está cambiando aceleradamente hacia la aldea global interconectada.
  • La eficacia de la utilización de la información es una cuestión bidireccional, prosumidor y cliente.
  • Tendremos que resolver el dilema interconexión – seguridad: los marcos legales y de responsabilidad van a cambiar.
  • La tecnología es el instrumento, el talento e implicación de las personas la clave del éxito del nuevo horizonte.

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante. Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales. Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − dos =

eBook Perspectivas del Seguro 2017: 19 directivos nos dan su visión
Perspectivas del seguro español 2017Hemos entrevistado a destacados líderes de la industria aseguradora de nuestro país para conocer más de cerca cuáles son las perspectivas y los principales retos a los que nos enfrentaremos en este año 2017. Únete a nuestra comunidad y consigue el informe. ¡Acceso inmediato!
We respect your privacy.