La disrupción del transporte y su impacto en el seguro.

La disrupción del transporte y su impacto en el seguro.

driverless
  • El coche autónomo y la transformación del modelo de transporte y de la energía van a tener un notable efecto disruptivo en la industria del seguro, tanto en las Compañías como en la distribución.

  • Algunos pueden pensar que todavía falta mucho y ya habrá tiempo para preocuparse y en todo caso que sean otros los primeros.

  • En todo caso, parece prudente estar observando con atención los cambios que se están ya produciendo en la industria del automóvil, las tecnologías sobre acumuladores de energía o de sensores 360º.

  • Que los cambios que se avecina no pongan en peligro la sosteniblidad de las empresas aseguradoras y sus distribuidores.

carlosb2
Carlos Biurrun, Socio Fundador de Community of Insurance

El jueves pasado, 1 de diciembre, disfruté escuchando a Tony Seba sobre la disrupción en el transporte y la energía en el evento organizado por everis NTT DATA por su 20 aniversario celebrado en el magnífico Gran Casino de Madrid.

La tesis de Tony Seba es realmente interesante, el transporte está entrando en una situación disruptiva como consecuencia de los avances tecnológicos que transforman completamente la concepción de los vehículos y el almacenamiento energético.

Fue muy interesante su afirmación de que actualmente los vehículos solo los usan sus propietarios un 4% del tiempo y el 96% restante permanecen aparcados lo que ha hecho que modelos de negocio como UBER, LYFT, CAR TO GO, etc. haya sido totalmente disruptivos con millones de usuarios en el mundo.

Coche eléctrico y autónomo

Defendió el coche eléctrico que se extiende en el mundo exponencialmente y pronto será realidad la equiparación del precio con los convencionales.

También explicó que los avances tecnológicos están propiciando que el coche autónomo se abra camino. Ya se puede decir que el precio LIBAR la tecnología de multisensores 360% ha bajado drásticamente.

Todos los estudios en Estados Unidos, como los de la Universidad de Stanford o el MIT así como los fabricantes de automóviles nos confirman que el coche autónomo, desde un punto de vista técnico, está casi preparado para su oferta masiva.

La mayor parte de los expertos sitúan su lanzamiento al mercado en en 2020, si bien algunos son más prudentes y hablan de 2030.

La disparidad de fechas viene más por las dificultades de que las propias ciudades y los legisladores resuelvan los marcos legislativos aplicables, temas muy importantes y complejos.

Fabricantes de automóviles de Estados unidos o de Europa llevan tiempo debatiendo internamente sobre cuestiones éticas y morales sobre la programación de decisiones robotizadas ante dilemas concretos donde estén en juego vidas de ocupantes del vehículo o peatones.

El dilema moral

De entrada nos planteamos una pregunta clave alrededor de estos nuevos escenarios planteados por el coche autónomo: ¿cómo debe programarse el software del vehículo ante dos situaciones posibles en las que peligren unas u otras vidas? ¿quiénes deben ser salvadas y por qué?

En este sentido algunos fabricantes se plantean el eterno dilema del tranvía planteado por la filósofa estadounidense Judith Jarvis Thomson: “un tranvía descontrolado se dirige hacia cinco personas. El sujeto se sitúa en un puente sobre la vía y podría detener el paso del tren lanzando un gran peso delante del mismo. Mientras esto sucede, al lado del sujeto solo se halla un hombre muy gordo; de este modo, la única manera de parar el tren es empujar al hombre gordo desde el puente hacia la vía, acabando con su vida para salvar otras cinco. ¿Qué debe hacer el sujeto?”

En los próximos tiempos viviremos grandes debates éticos y morales que los legisladores tendrán que resolver antes de que el coche autónomo sea una realidad extendida.

En cualquier caso podemos concluir que los retrasos en la implantación del coche autónomo tendrá más que ver con cuestiones sociales, morales y reguladoras que técnicas.

Y todo esto ¿en qué medida afectará al seguro de automóvil?

Los expertos señalan que los coches autónomos tendrán menos accidentes y por lo tanto serán más seguros y, además, las consecuencias serán menos graves porque se producirán a menor velocidad. Por lo tanto los seguros podrán bajar los precios.

Otra gran cuestión que plantea el coche autónomo es la responsabilidad, ¿quién es el responsable del accidente causado por un coche autónomo, el propietario del vehículo o su fabricante?

Esta cuestión algún fabricante ya ha respondido, Efectivamente, VOLVO ha manifestado que se hará cargo de todos los accidentes que causen sus coches autónomos.

De extenderse esta posición al resto de los fabricantes nos encontramos ante una nueva situación, probablemente ya no se contratarán los seguros de forma individual, a la manera actual sino que serán grandes acuerdos de fabricantes y aseguradoras para asegurar los riesgos inherentes a los vehículos en todas aspectos, daños a los vehículos por vicios de fabricación o daños a las personas por errores de conducción derivados del software.

Ante estos pronósticos sobre escenarios completamente diferentes a los actuales debemos preguntarnos si los actores del seguro, sean Compañías o Brokers, no deben comenzar a prepararse para los cambios que ya se vislumbran.

Sinceramente, creo que todavía es pronto para preocuparse y probablemente no debe ser una prioridad de los empresarios de seguros. Sin embargo, también creo que harán bien en no minusvalorar la transformación que vendrá que puede hacer desaparecer el modelo de distribución actual y la forma de tratamiento de los riesgos.

Algunos, incluso, ya lo han pensado como por ejemplo la Compañía británica especializada en seguros de autos de todas clases que en junio de 2016 acaba de lanzar su póliza de vehículos autónomos.

Preocupación no, atención, dedicación y previsión absolutamente sí.

¿Y tú qué piensas?

Acerca del autor

Especialista en modelos de distribución de seguros, fusiones y adquisiciones, socializador del conocimiento, Comunicador y conferenciante. Ex Consejero – Director General de AXA AURORA VIDA, Ex DG de AURORA, Ex Consejero de sociedades participadas del BBVA. Asesor de entidades aseguradoras en varios países europeos y de Corredurías internacionales. Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, Curso de Post grado en Dirección de empresas de UC Deusto.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − seis =