XXVIII Jornadas de Vida, Pensiones y Previsión Social Complementaria

XXVIII Jornadas de Vida, Pensiones y Previsión Social Complementaria

axa_pensiones

 

  • Jean-Paul Rignault: “Es necesario realizar un cambio estructural de nuestro sistema de pensiones”

  • También han asistido a la jornada la presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo y sus portavoces políticos.

  • Jean-Paul Rignault, consejero delegado de AXA España y presidente de la Fundación AXA, ha asegurado que “todos queremos un sistema público de pensiones fuerte, viable y sostenible en el tiempo. Pero para eso es necesario realizar reformas estructurales, y no cambios de parámetros que conducen a rebaja de las pensiones”. En este sentido, Rignault, que ha inaugurado la XXVIII Jornada de Vida, Pensiones y Previsión Social Complementaria organizado por la Fundación AXA y El Nuevo Lunes, ha afirmado que “la situación actual de nuestro sistema de pensiones es, cuanto menos,compleja”.

  • En la mesa inaugural, dedicada a las reformas precisas para la sostenibilidad del sistema de pensiones, también han intervenido Luis Miguel Ávalos, director de Seguros Personales de Unespa; Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco; y Flavia Rodríguez-Ponga, directora General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Ávalos ha hecho alusión a las recientes palabras de la presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo en las que pedía al sector asegurador que “no asustara a los pensionistas” con la amenaza del fin de las pensiones de jubilación, y ha afirmado: “No hay que preocuparse, pero sí hay que ocuparse”. Desde la patronal del sector asegurador se ha denunciado que “los sistemas de previsión social no tienen beneficios fiscales porque lo que tenemos es un sistema fiscal diferido”. En ese sentido, Ávalos ha dicho que no tiene sentido que en la actualidad las personas más previsoras con su pensión estén tributando más que otros tipos de ahorradores, “por lo que defendemos la tributación de la rentabilidad como rendimiento del ahorro”.

Desde Unespa también se ha llamado la atención sobre la necesidad de más información para concienciar a los trabajadores de su pensión estimada, “a lo que obliga la Ley 27/2011 y que todavía no se ha desarrollado. Y esto es crucial”. Ávalos ha recordado también que desde la patronal defienden la obligatoriedad de promover sistemas de pensiones de previsión social en las grandes empresas, y la posibilidad de que las pymes hagan aportaciones directas a sistemas individuales, además de deducciones en el impuesto de sociedades.

En esta misma línea también se ha pronunciado Aldama, que ha defendido la necesidad de “un sistema cuasi-obligatorio de aportaciones de empresas y trabajadores”. Desde Inverco han recordado que el 70% de pensionistas tiene como única fuente de ingresos dicha pensión. “De ahí la importancia de la dimensión social de las pensiones”, ha dicho.

También ha advertido de que “estamos viendo una silenciosa, porque no tenemos conciencia, disminución de la tasa de sustitución [porcentaje de la pensión sobre el último salario]”. En la actualidad, esta tasa es del 74%, y se estima que en 2050 sea del 54%. “Y esto no es una estimación. Son datos que el Gobierno ha reportado a Europa”, ha dicho el presidente de Inverco.

Rodríguez-Ponga ha avanzado que están “trabajando con las gestoras para saber con exactitud cuántas personas tienen un plan de pensiones”.

En la mesa posterior, Gregorio Gil de Rozas, responsable de Pensiones de Willis Towers Watson, ha analizado la realidad de las pensiones públicas y privadas con datos. En este sentido, también ha recordado que solo la reforma del sistema de pensiones que introdujo el factor de sostenibilidad hará que éstas se reduzcan en un 25% en el año 2050. “Y esto es algo que todavía no se ha dicho a la gente”, ha asegurado. Del mismo modo ha advertido que “la creación de empleo no es suficiente para solventar el problema del déficit. Y no existe más margen para el endeudamiento”.

También ha intervenido en las jornadas la propia Celia Villalobos, que ha vuelto a insistir en la importancia de “no asustar a los pensionistas que hoy están recibiendo sus prestaciones, porque las pensiones actuales están garantizadas”. Por el contrario, la presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo ha asegurado que “los menores de 50 años sí van a tener un problema” en caso de que no se tomen las medidas necesarias. Finalmente, ha terminado su intervención pidiendo “prudencia para un sistema que ha garantizado la estabilidad social del país”.

La jornada de la Fundación AXA y El Nuevo Lunes ha terminado con una mesa coloquio en la que han intervenido los portavoces políticos de la Comisión del Pacto de Toledo.

El primero en intervenir ha sido Iñigo Barandiaran, del PNV, que ha defendido la necesidad de “dejar de hacer más remiendo al traje para hacer un traje nuevo”. “Somos partidarios de mantener el sistema y hacer recaer sobre impuestos y los Presupuestos Generales del Estado todo lo que no sea contributivo”, ha dicho.

Carles Campuzano, de PDC, ha comenzado haciendo un llamamiento a la trascendencia del sistema público de pensiones español, “porque durante la crisis, el principal ingreso que han tenido muchas familias ha sido la pensión de los abuelos”. Desde PDC han pedido “alejarse de discursos alarmistas” para centrarse en grande reformas de calado que no tengan que ser revisadas en los próximos años y “volver a trasladar a los ciudadanos la idea de que las pensiones estén en riesgo”. Campuzano también ha defendido la necesidad de aumentar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y las bases de cotización, y “dejar de cargar a las cuentas de la Seguridad Social las políticas activas de empleo”. Ha asegurado que “habrá que revisar” la reforma de desindexación de las pensiones del IPC, y ha admitido la necesidad de dar una mayor estabilidad al ahorro complementario.

En esta misma línea también ha mostrado su preocupación Marcial Gómez, de Ciudadanos, que considera fundamental “observar la evolución del factor de sostenibilidad y de actualización de las pensiones; la tasa de sustitución, y la demografía en los próximos años”. También ha alertado de la posibilidad de que el agotamiento del fondo de reserva obligue a volver al crédito y al incumplimiento del déficit, “algo que no nos van a permitir”.

Por su parte, la representante de Podemos, Aina Vidal, considera que, precisamente, ese déficit “es resultado de las políticas del PP, tanto por acción como por omisión”. Y ha advertido de que, en su opinión, la actual situación no tiene su origen en el gasto de las pensiones, sino en la vía de los ingresos contributivos “y en la reforma laboral del PP. Por eso exigimos su derogación”. Desde Podemos consideran que hay que “mejorar las condiciones laborales, aumentando el SMI, descargar al sistema de gastos que no le corresponde financiar a la Seguridad Social, y explorar la financiación vía nuevos impuestos”.

Sobre el déficit del sistema también se ha pronunciado Maria Mercè, del PSOE, que ha señalado que “en los últimos cinco años de Gobierno, el PP no ha hecho nada para paliarlo”. También ha pedido que “no se alarme a los ciudadanos”, pero sí “advertirles de por qué estamos aquí y de la situación de dificultad por la que atraviesa el sistema”. Desde las filas del PSOE también se ha alabado los intentos por “la recuperación del consenso entre los agentes sociales”, aunque ha señalado que la desaparición del Fondo de Reserva, previsto para el próximo año, se ha debido a la “devaluación salarial, a la congelación de las bases mínimas y a la desaparición de cotizantes”.

La respuesta a Mercè ha venido desde la representante del PP, Carolina España, que ha señalado que “la razón del déficit está en los 3,3 millones de empleos destruidos” como consecuencia de las políticas del Gobierno socialista. “La Seguridad Social entró en déficit en 2010, antes de la llegada de Rajoy el Gobierno”, ha afirmado España, que también ha advertido que “al Fondo de Reserva se le está dando el uso para el que se creó, por lo que no hay que rasgarse las vestiduras”. En cuanto a los retos del futuro, desde el PP han señalado la necesidad de “seguir creando empleo y llegar a las 20 millones de cotizantes, y ser capaces de encontrar la tecla de la previsión social complementaria, que ciertamente todavía no la hemos hallado”.

  • El Grupo AXA es uno de los grandes grupos aseguradores de España, con un volumen de negocio total de más 2.400 millones en 2015, y cerca de 3 millones de clientes.

 

  • La compañía dispone de más de 7.000 puntos de asesoramiento y venta repartidos por todo el territorio nacional.

Acerca del autor

Somos una Empresa de comunicación y gestión del conocimiento asegurador en RED dirigida a las empresas y profesionales iberoamericanos, especializada en Comunicación Corporativa, Gestión del Conocimiento, Consultoría Estratégica y Eventos para la Industria Aseguradora.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − cinco =